EN EL MES QUE SE CELEBRA EL DIA DEL EMPRENDEDOR: ¿QUIENES SON LOS EMPRENDEDORES?

EN EL MES QUE SE CELEBRA EL DIA DEL EMPRENDEDOR: ¿QUIENES SON LOS EMPRENDEDORES?

¿Cuándo pensamos en independencia pensamos en emprender un negocio propio? Mientras suena tentador, ¡Ser emprendedor también implica asumir responsabilidades y enfrentar muchos desafíos!

¿Pero quién es en realidad es un emprendedor?

Conceptualmente un emprendedor es toda persona que aplica y desarrolla una idea u oportunidad de negocio, con el apoyo de recursos, asumiendo ciertos riesgos económicos. Sin embargo, para lograr materializar una idea de negocio un emprendedor debe ser consciente que para que un emprendimiento sea exitoso deben existir de parte nuestra algunas características que hacen que un emprendedor marque la diferencia en su modelo de negocio, en el uso de herramientas innovadoras, pero sobre todo tener una profunda pasión por lo que hace, porque de esa manera logra interiorizar su sueño y fácilmente es trasmitido a sus clientes. Ser emprendedor no es crear un negocio por necesidad sino por oportunidad.

La actual pandemia del COVID-19 nos ha dejado muchas lecciones aprendidas y un profundo cambio en la manera en que los emprendedores, los micro y pequeños empresarios realizaron una revaloración de aspectos que para algunos significó una reconversión y para otros la oportunidad de innovar y sobre todo mejorar su productividad.

El camino del emprendedor no finaliza con poner en marcha su idea de negocio debe estar en constante aprendizaje, capacitarse constantemente, ser observador del entorno, asumir riegos muchas veces, perseverante, romper el paradigma que de 10 emprendedores 1 sobrevive, tener pasión por lo que hace, pero sobre todo confianza en sí mismo.

El pasado 16 de abril homenajeamos a aquellas personas con espíritu emprendedor y visionario que inician con el desarrollo y ejecución de una idea de negocios. El 16 de abril se celebró el Día Mundial del Emprendedor, con ello FUSAI también hace suyo este esfuerzo y sobre todo acompañamos con nuestros programas y proyectos a todos nuestros microempresarios que aun en tiempos de crisis se mantuvieron firmes y sobre todo se convirtieron en una fuente de inspiración.   

La buena noticia es que, a pesar de estas difíciles verdades, estamos ante las dos generaciones más emprendedoras de la historia, quienes están apostando a crear negocios innovadores que cambiaran las economías de países como el nuestro.  

SÉ UN EMPRENDEDOR Y NO TENGAS MIEDO¡¡ PARA ESTO FIJATE TENER PRESENTE LO SIGUIENTE:

«FELÍZ DÍA MUNDIAL DEL EMPRENDIMIENTO»


EL RETO DE LA DIGITALIZACIÓN PARA LA MYPE

EL RETO DE LA DIGITALIZACIÓN PARA LA MYPE

Desde el aparecimiento de la pandemia cerca del 90% de las pymes han visto reducido el volumen de sus ingresos, para la gran mayoría el motivo principal ha sido la reducción de la demanda por los cierres y las medidas de distanciamiento que se han impuesto. En este contexto, las MYPES enfrentan el reto sobre la viabilidad de sus negocios después de un año de iniciada la crisis, pero a la vez encuentran grandes oportunidades surgidas en la fase de re apertura por el uso de tecnologías que acercan cada vez más al consumidor con la oferta.

En la era post covid vemos que el mercado y los consumidores están marcando el paso ya que han cambiado las modalidades, los hábitos y costumbres.  Anteriormente eran las empresas las que llevaban la iniciativa para impulsar su transformación digital, ahora es el cliente el que ha cambiado su forma de relacionarse y de consumir ya que se ha digitalizado. Ante esta realidad, la transformación digital se ha vuelto en una meta a lograr en el corto plazo. Si bien la pandemia impuso un avance acelerado, aún hay camino que recorrer en este campo ya que antes del Covid-19 pocas MYPEs tenían un plan de transformación digital.

Nos referimos a transformación digital como la integración de tecnología digital en todas las áreas de una empresa, cambiando fundamentalmente la forma en que opera y brinda valor a sus clientes. A continuación, presentamos algunos aspectos clave para avanzar en esta meta.

CAMBIAR LA CULTURA EMPRESARIAL

Para abordar con éxito un proceso de transformación digital, las empresas deben dejar de centrarse exclusivamente en la parte tecnológica y afrontar este nuevo proceso de forma integral. En este sentido, deberá rediseñarse la organización interna porque actualmente los clientes demandan productos y servicios completamente distintos, y sus hábitos de consumo han cambiado casi por completo. Por lo tanto, es imprescindible contar con un liderazgo claro del empresario para fomentar la adopción de las nuevas estrategias de negocio.

BUSCAR EL NUEVO TALENTO QUE NECESITAMOS

Las MYPEs necesitan incorporar nuevos roles enfocados en la transformación digital y también deberán incorporar perfiles especializados en las nuevas tecnologías. Para ello, será necesario modificar sus procesos de reclutamiento,  los elementos de motivación y compromiso que se requieren. Sabemos que la falta de talento es uno de los principales retos para las empresas y por eso es muy importante implementar una buena estrategia para retener a las personas idóneas.

HACER FRENTE A UN NUEVO CONTEXTO COMPETITIVO

Las empresas tendrán que re definir cuál es su propuesta de valor para hacer frente a las nuevas propuestas disruptivas. No se trata únicamente de mejorar la tecnología existente, sino de ofrecer un valor añadido a los clientes. En un nuevo contexto competitivo, es imprescindible tener claro que lo más importante es diferenciarse de la competencia.

CREAR UN AMBIENTE DE TRANSFORMACIÓN DENTRO DE LA EMPRESA

Las empresas deben diseñar una estrategia para promover la innovación, comenzando con un proceso de transformación digital, y crear las oportunidades de capacitación para los colaboradores. En este caso, el empresario deberá hacer una reflexión sobre los objetivos y el impacto que tendrán sus iniciativas en su empresa y las nuevas exigencias de desempeño del personal.

La resistencia al cambio es el principal enemigo de la digitalización, pero estos pasos sencillos son esenciales para que cualquier empresa empiece a plantear cómo podría abordar la Transformación Digital, ya que no se trata solamente de renovar tecnologías obsoletas, sino de completar un cambio en la cultura empresarial y definir una estrategia concreta y a largo plazo que en el futuro posibiliten a la MYPE mantenerse en un proceso de innovación constante.

Aprovechar las tecnologías digitales es imprescindible para cualquier empresario que quiera renovarse y crecer en las actuales circunstancias

ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE DEL PRIMER TRIMESTRE 2021 MEJORA LEVEMENTE

ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE DEL PRIMER TRIMESTRE 2021 MEJORA LEVEMENTE

Al cierre del primer Trimestre 2021, las dudas e incertidumbre para el presente año comienzan a disiparse marcando una tendencia un poco más positiva en la dinámica empresarial

I. INTRODUCCIÓN.

En el informe https://observatoriomype.org/perspectivas-economicas-para-la-mype-2021/, publicado en diciembre del año pasado, nos atrevimos a predecir para el presente año una perspectiva empresarial mype moderadamente positiva, impulsada por: la activación de todos los sectores económicos al final del 2020, las nuevas capacidades de resiliencia y adaptación adquiridas por los empresarios, el mayor control de la pandemia y el poco impacto del ambiente político en este sector empresarial.

El informe aludido también señala las razones que impulsan la dinámica empresarial mype, además de los factores que propician un ambiente favorable para su reactivación y repunte económico.

La presente investigación, ofrece los resultados respecto a la Dinámica Empresarial de la Micro y Pequeña Empresa al cierre del primer Trimestre 2021, comenzándose a descubrir el nivel de acierto con el cual visualizamos el presente para el sector empresarial Mype.

II. RESULTADOS ENCUESTA DINÁMICA MICROEMPRESARIAL

1. Elementos del Índice de Confianza Empresarial

A marzo 2021, la confianza de los empresarios de la micro y pequeña empresa alcanza un crecimiento del 40% respecto a junio 2020 (el momento más crítico del confinamiento), logrando una recuperación consecutiva de 3 trimestres, aunque el ritmo de aumento se va reduciendo. Comparado con el trimestre anterior, el índice crecimiento es levemente 2.22%

Como se conoce, el indicador de situación, o Balance de Situación que mide el comportamiento de los negocios en el último trimestre finalizado (en este caso enero a marzo 2021), es resultado de la combinación del porcentaje de empresarios que opinaron favorablemente versus los que opinaron desfavorable cuando se les preguntó: ¿Cómo comparan la marcha de sus negocios en el primer trimestre 2021 respecto al trimestre IV del 2020?

La cantidad de empresarios encuestados que opinaron haber tenido un trimestre I 2021 favorable con respecto al trimestre IV del año 2020, pasó de 27.7% a 26.5%, y los que opinaron que fue desfavorable pasaron de 30.5% a 25.3%; ambos elementos combinados se traducen en un primer trimestre 2021 con una situación económica de la micro y pequeña empresa estable, pero por primera vez positiva que se ve reflejada en las barras del siguiente gráfico pasando de -2.8 a 1.2.

Estos indicadores se traducen en una situación económica Neutral de las mypes, reflejando que los empresarios no reportan cambios significativos en la marcha de sus negocios para el trimestre que recién finaliza.

El Indicador de Expectativa, o Balance de Expectativas cuyo objetivo es identificar cuál es la percepción que tienen los empresarios en cuanto a la marcha de sus negocios para el trimestre que comienza (abril a junio 2021), por tanto, contrasta el porcentaje de opiniones favorables y desfavorables respecto a la pregunta: ¿Cómo considera que será la marcha de su negocio en el segundo trimestre 2021 respecto al primer trimestre que recién finaliza?

60.7% de los empresarios encuestados respondieron que esperan un trimestre II favorable en cuanto a la marcha de sus negocios con relación al trimestre I 2020. Únicamente un 5.7% estima que el segundo trimestre será desfavorable.

Estos resultados permiten obtener un indicador de Expectativa de 55.0 por arriba del 52.0 obtenido el Trimestre IV del año 2020.

La siguiente figura refleja cómo ha evolucionado en el tiempo este indicador.

En resumen, nótese en la siguiente figura, como el indicador de Expectativa por encima de 50.0 puntos refleja el optimismo con el cual los empresarios comienzan cada trimestre aun cuando lo resultados obtenidos en cada período finalizado según refleja el indicador de Situación no representan cambios significativos entre un trimestre y otro. Es ese optimismo con el cual los empresarios se levantan cada mañana el que distingue y caracteriza al sector de la micro y pequeña empresa como un sector muy dinamizador de la economía del país en general.

Como tercer elemento explicativo del Índice de Confianza Empresarial, se encuentra la Confianza Empresarial, reflejada en la figura 5. El resultado de 26.5 equivale a decir que los empresarios, aunque de forma prudencial y conservadora creen que sus unidades de negocio presentarán un crecimiento mayor en los próximos meses

2. Factores que inhiben el desarrollo de las Mypes.

A continuación, se presenta como han evolucionado las respuestas de los empresarios encuestados en cuanto a los principales aspectos que frenan la capacidad de crecimiento y desarrollo de sus negocios:

  • Las dificultades financieras siguen siendo la principal barrera que los empresarios enfrentan. El porcentaje de entrevistados que resienten esta situación sigue siendo elevado, un 49%.
  • Disminución de demanda, el 45% de empresarios advertían esta dificultad al cierre del año pasado. Para el primer trimestre 2021 un 32% ven problema de demanda en las ventas.
  • La mayor dinamización de la economía se sigue visualizando en el aumento de competencia que reporta el 41% de los empresarios.
  • Las dificultades para dotar de mercadería sus negocios en el 22% de los empresarios siguen presentes, y siguen afectando las cadenas de aprovisionamiento.
  • Únicamente 10% de los empresarios aún tienen restricciones municipales que limitan sus operaciones empresariales.
  • El porcentaje de empresarios entrevistados que reportan dificultades debido a la atención que deben dar a situaciones familiares o personales sigue en ascenso, alcanzando al último trimestre un 15% de los entrevistados.
  • Al igual que el indicador anterior, el 15% de los empresarios reporta afectación delincuencial para hacer crecer sus negocios, con una tendencia al alza constante.

Véase lo anterior ilustrado en la siguiente figura.

3. Índice de Confianza Empresarial por Segmentos y Sectores Económicos

Como puede verse en la figura 7, tres de los cuatro sectores analizados aumentan la confianza respecto al trimestre anterior. Pequeña Empresa (5.8%) presenta mayor incremento. Por su parte, Microempresa de Acumulación Ampliada (-5.2%) registra un descenso, que suele ser un subsegmento dinámico.

La confianza aumenta en tres de los cinco sectores económicos: Servicios (6.8%), Agropecuario (3.4%) y Comercio (2.7%). Transporte (-0.2%) se mantuvo con un leve descenso. Producción registra un -6.1%, con la mayor disminución, aunque sigue siendo el de mejor desempeño.

A continuación, se presenta el cuadro resumen del Índice de confianza empresarial con sus diferentes elementos que lo conforman.

La confianza en las Ventas, Inversión en los negocios, y la generación de empleos, sigue un leve aumento, mientras que el nivel de precios de los productos sigue reflejando una tendencia al alza haciendo que la confianza en ellos para favorecer a los negocios disminuya.


La Pandemia, El Hogar y la Empresa

La Pandemia, El Hogar y la Empresa

Escrito por Carmen Rengifo

¡ Ser mamá y empresaria es posible!

Licda. Carmen Rengifo

No solo es posible, también es un estilo de vida!!!

Carmen María Rengifo de Martínez, Gerente de la empresa Rengifo nos comparte su experiencia en este doble rol que ha tomado especial relevancia a partir de la pandemia.

Rengifo nacio en el año 2015 que está generando impacto en la sociedad salvadoreña, ofreciendo oportunidades de trabajo a mujeres que no han podido incorporarse al mercado laboral. Proporcionan a sus empleadas la oportunidad de trabajar con horarios flexibles y salarios justos que les permitan responder a sus necesidades familiares a la vez que tienen un ingreso fijo. 

Les brindan capacitación técnica para luego incorporarlas a la cadena de producción de la empresa en un ambiente de trabajo humano, en donde les importa lo que a ellas les importa. Un ambiente donde se vive la empatía, caridad y tolerancia.

Y, al respecto de los retos que deben superar las mujeres en este doble rol, nos comenta lo siguiente:

“Los padres de familia son los principales educadores de los hijos – lo hemos escuchado muchas veces. Una frase muy cierta, pero hoy más que nunca esa frase es una realidad. Siempre se había contado con apoyo en la educación de los hijos: maestros, tutores, nanitas, abuelos… Ahora se ha vuelto difícil delegar el cuidado de los hijos y personas mayores, ya que las personas que lo hacían con anterioridad ahora tienen que velar por los suyos, las escuelas y guarderías están limitadas…

La pandemia ha cambiado drásticamente la dinámica familiar. Nos estamos adaptando a una realidad en la que familia y trabajo exigen nuestra atención simultáneamente, en donde nos hemos visto obligados a dividirnos para atender todas las necesidades del día a día. Hemos adoptado nuevos roles (que no podemos ignorar) además del trabajo y tareas del hogar, nos hemos convertido en tutoras/cuidadores/maestras de nuestros hijos”.

“Para el desarrollo de los hijos esto se convierte en un gran beneficio, pues ahora comparten mucho más tiempo con sus padres, quienes ahora conocen mucho mejor las preferencias, habilidades y dificultades que cada uno, individualmente, presenta. Es una oportunidad para los padres de convivir con sus hijos y enseñarles con el ejemplo valores y actitudes positivas como el trabajo bien hecho, responsabilidad, tareas del hogar, etc. Un padre presente siempre será un beneficio para el desarrollo, sin embargo, no es tarea fácil, especialmente para aquellos que además tienen un empleo demandante y responsabilidades laborales que atender.

Como consecuencia, hay nuevos retos en las empresas, no sólo por el hecho de la situación COVID y sus medidas de seguridad, sino también porque estos cambios en la dinámica familiar también afectan a los empleados, su rendimiento, su disponibilidad y sus necesidades. Las empresas se han visto obligadas a cambiar, a innovar en sus procesos internos, a adecuarse a la nueva realidad; a adaptar sus actividades y funcionamiento con el objetivo de mantenerse activas. 

El cambio más evidente ha sido el trabajo en casa, la innovación de todos los procesos y sistemas para poder funcionar a distancia. Muchas empresas han cambiado por completo sus modelos de negocio, pues sus fuentes de ingreso se convirtieron en alternativas no viables en la nueva realidad”. 

Licda. Carmen Rengifo

En varias ocasiones (pre pandemia) había escuchado decir que cuando en un hogar la mamá está bien, todo está bien. ¡Qué importante es reconocerlo y aceptarlo! Como empresarias, somos la mamá de esa familia que llamamos empresa, y no podemos descuidarnos. 

Las empresarias se han visto obligadas a asumir más responsabilidades laborales a la vez que aumentan las responsabilidades en el hogar. Es ahora cuando se han visto retadas a sacar su potencial más grande y hacer malabares para sacar empresa y hogar adelante. A ser creativas con el tiempo, a organizar y priorizar más y mejor las actividades del día. Ha sido una oportunidad para demostrar de lo que son capaces y a practicar la solidaridad y empatía con los demás, principalmente con los empleados.  

Toda la situación generada por el COVID19 ha servido para autoevaluarnos, consciente o inconscientemente, y a reconocer lo que es verdaderamente importante. Algunas buenas prácticas que he aprendido o reforzado en estos meses son:

  • Detenerme y priorizar: las necesidades de mi familia SIEMPRE están antes que mi trabajo. Es la familia quien me impulsa a avanzar y crecer en el negocio, si mi familia está bien, la empresa va a estar bien. 
  • Organizar mejor el tiempo: definir bien las horas con las que realmente cuento para trabajar y las que ocupo para atender a mis hijos y familia. Tener horarios me ha ayudado a ser más eficiente tanto con las tareas del hogar como las responsabilidades del trabajo
  • Saber delegar: Tanto en casa como en el trabajo, yo tengo la dicha de contar con el apoyo incondicional de mi esposo. Además, conocer las necesidades, habilidades y dificultades de mis empleadas para hacer más eficientes y productivas sus horas laborales.
  • Empatía: nuestro modelo de negocio ya está hecho por y para la mujer, ya contábamos con flexibilidad y adaptaciones para que nuestras colaboradoras atendieran a sus familias. Sin embargo, se han tenido que hacer ajustes. Conocer las necesidades y la realidad de cada una de ellas nos ha facilitado el trabajo en equipo, la comunicación y sobre todo el alcanzar las metas que nos vamos proponiendo.
Agradecemos a Licda. Carmen María Rengifo de Martínez, Propietaria de Rengifo por su valioso aporte que seguramente aborda un tema sensible para muchas mujeres mamás y empresarias. Rengifo: Diseña y produce artículos de tendencia, prácticos y elegantes, hechos a mano, sobresaliendo por su exclusividad. Cuenta con tres líneas de producción, Rengifo para tí (bolsos, carteras, joyería); Rengifo para el hogar (productos textiles para el hogar), Rengifo para mamá (productos que facilitan los primeros meses de maternidad).

www.rengifocollection.com
Calle La Mascota, Plaza Kalpataru, segundo nivel


«Nuevas Oportunidades para el sector Artesanal»

«Nuevas Oportunidades para el sector Artesanal»

La artesanía salvadoreña es una expresión de identidad y valor cultural que nos permite mostrar la realidad de nuestros pueblos y de nuestra gente.

El Salvador cuenta con una gran riqueza cultural que se manifiesta a través de nuestros artesanos a nivel nacional.

La actividad artesanal constituye un motor para impulsar las economías locales. En cada taller artesanal se crean espacios de trabajo para jóvenes, mujeres y hombres, lo cual amplía sus oportunidades de superación y mejora de su condición de vida.

Siendo el sector artesanal un importante eslabón en la cadena turística, su producción es una excelente oportunidad para la transformación de muchos departamentos en nuestro país. Además de ser generador de ingresos y empleos, dinamiza los mercados y sirve a nuestro país como un destino en donde se reflejan su tradición y creatividad.

Por ello ante los procesos de reactivación económica, este sector se vuelve un canalizador y una expresión de la vocación turística de los pueblos, y con ello provee oportunidades para su desarrollo y crecimiento.

¿Qué hacer para potenciar este sector?

  • Mejorar los procesos de producción utilizando tecnologías alternativas (energía solar).
  • Integrarse a la oferta turística y buscar el trabajo de manera asociativa para acceder a nuevos mercados.
  • Aprovechar la oferta de recursos de capacitación y asistencia técnica para la gestión y comercialización de los productos.
  • Potenciar las tradiciones artesanales para garantizar la identidad de sus pueblos.
  • Promover y difundir los oficios profesionalizados dentro del sector artesanal.
  • Apoyo Integral al desarrollo de comunidades artesanales.
  • Uso de la tecnología para la promoción y mejora del marketing nacional e internacional.
  • Las tradiciones siempre serán un patrimonio de ahora y siempre.
  • Proveer apertura y participación en eventos de comercialización virtual o presencial generados en las redes sociales por instituciones de apoyo al sector de MiPymes.

Ahora que la actividad turística y comercial se abren más debemos mirar al sector artesanal como un aliado importante en la economía de nuestros pueblos.


La Canasta: una MYPE que exporta calidad y nostalgia

La Canasta: una MYPE que exporta calidad y nostalgia

Rosario Barriere, directora comercial de exportaciones y cofundadora de productos La Canasta, cuenta que la empresa nació en el seno de su familia en 1989, tiempo en el que, gracias a la dedicación de su esposo e investigaciones, lograron identificar necesidades de productos alimenticios naturales y de calidad en el mercado.

En la actualidad cuenta con un aproximado de 75 productos originales como pimienta molida, canela molida, horchata, refrescos naturales y relajo, que coloca en 202 supermercados a nivel nacional, así como en mercados internacionales.

Gracias a su esfuerzo y perseverancia, productos La Canasta ha logrado exportar sus productos nostálgicos a Estados Unidos, Europa y Suramérica.

1. Cuéntenos un poco sobre su negocio, cómo surgió la idea, en qué año fue fundado.

R//: La idea del negocio comenzó en el año 1989 con mi esposo, quien es el fundador, vimos la necesidad en este momento sobre qué actividad se podía hacer y tras una pequeña investigación de mercado se llegó a la conclusión que había oportunidad de vender frijoles, arroz y azúcar, por eso se llama productos La Canasta, por la canasta básica.

Incursionamos al mercado con un producto con un valor agregado que era el frijol se limpiaba, se pulía con franela y eso hacía la diferenciación con el resto de productos, a medida que fuimos incursionando con la marca fuimos creciendo poco a poco y empezamos a ver que otros productos podíamos introducir. Por ejemplo, vimos que las especias se vendían amarradas y empezamos a ver lo que necesitaba el mercado nacional empacando especias en bolsitas pequeñas y 30 años después lo seguimos haciendo, porque somos la empresa que vende las especias 100% naturales.

2. Su emprendimiento consiguió tener éxito, ¿Cómo lo logró?

R//: El emprendimiento inició con la investigación de las necesidades del mercado, el principio que tenemos dentro de la empresa es que el producto y materias primas sean de primera calidad tanto para el mercado nacional como internacional. Usted ve la marca La Canasta y sabe que va a consumir calidad, esa es la gran diferencia con otras marcas en El Salvador y otros países.

3. Considera que apostarle a la calidad ha sido la clave…

R//: Antes era precio después calidad, desde hace unos años es calidad y precio, los compradores andan buscando calidad y especialmente productos 100% naturales. Que le den la satisfacción o seguridad que no le va a dar una alergia o algo. El producto siempre va inocuo, porque tenemos procesos de limpieza y sanitización de todos los productos que van a salir de la empresa.

4. ¿En qué año empezó a exportar, a cuáles países y por qué?

R//: Tenemos más de 25 años de exportar a diferentes países, pero principalmente a Estados Unidos.

De los más de 70 productos que tenemos mandamos 18, tenemos distribuidores en diferentes estados como Washington, Los Ángeles, New York, Miami, Carolina, también hemos mandado a Suramérica, aunque las barreras arancelarias y no arancelarias para Suramérica son bien altas, el principal problema es el transporte y cuando quisimos mandar por todas las vías sale demasiado caro, mandamos a España, Italia y Grecia, pero era un supermercado y le salía muy caro. Para España e Italia se va en consolidado nos unimos unas cuatro empresas medianas o pequeñas.

5. ¿Cuáles han sido los principales retos y qué obstáculos tuvo que vencer para iniciar a exportar?

R//: Todo emprendimiento tiene sus retos y lo importante es ver cómo se solucionan las situaciones, siempre hay ratos buenos y malos, pero con investigación, el apoyo de instituciones públicas, privadas y preguntando hemos logrado superar muchas barreras en el exterior con capacitaciones para el personal y especializándonos. Empezamos las exportaciones de acuerdo con las necesidades, nos buscó La Tapachulteca e incursionamos con ellos en Los Ángeles, les mandábamos la horchata, la cebada, el relajo. Después vinieron otras empresas a buscar el producto, nos adaptamos a todo, después abarcamos otros estados buscamos, clientes.

Los primeros obstáculos fueron la internación a los mercados, el segundo la competencia. La empresa pequeña debe trabajar bastante para poder estar en los puntos de venta y mantenernos, porque la competencia siempre anda viendo como desplazarnos, la empresa transnacional siempre tiene mayores opciones porque tiene mejores puntos de negociación.

6. ¿Cuáles son los principales reglamentos que debe cumplir para exportar?

R//: Las normas de buenas prácticas de manufactura y etiquetado, cumplimos acá y en los otros países. Para exportar hay que cumplir las leyes de los países a los cuales uno va a exportar.

Por ejemplo, en Estados Unidos la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) por sus siglas en inglés, no requiere el registro sanitario como piden acá en Centroamérica, allá son normas FDA entonces son más regulatorias y si cumple por lógica cumple las de acá. Antes de exportar se tiene que hacer una investigación sobre las normas del mercado al cual se va a exportar.

7. ¿Cuáles son sus proyecciones futuras de ventas en otros países para los próximos años?

R//: Nuestra meta es seguir creciendo, seguimos explorando el mercado internacional, principalmente en Estados Unidos, a futuro tenemos cinco proyectos de productos nuevos, porque tenemos nostálgicos y refrescos de fruta de arrayán, maracuyá, piña colada, horchata de coco, rosa de Jamaica, tamarindo, que les vendemos a empresas de acá, ahora tenemos cinco nuevos productos que los estamos desarrollando.

Todo se congeló debido a la pandemia, pero gracias a Dios nosotros como alimentos no dejamos de trabajar un día. Tuvimos ventas muy buenas, pero desde el año pasado volvimos a la normalidad y seguimos vendiendo lo que proyectamos vender en exportaciones y mercado interno.

8. ¿Cuáles serían sus consejos para un empresario de la Mype que quiere exportar? ¿Por dónde debe comenzar y que errores debe evitar?

R//: Primero, si tiene un sueño nada es imposible, segundo que investigue, que pregunte para asegurarse y no fracasar. A veces muchas empresas fracasan por no preguntar por regulaciones, se debe investigar qué requiere el mercado, cómo lo quiere, cuándo y por qué lo quiere.

No vamos a vender lo que nosotros tenemos sino lo que el mercado requiere. Hay que trabajar duro con las ganas de querer cumplir un sueño, que busquen los apoyos de las instituciones públicas y privadas. Las gremiales tienen consultores muy buenos, que tienen la vivencia, la práctica y saben qué hacer.


Tras la Compleja reactivación de la MYPE. La Pandemia está incrementando el ya complejo, amplio, segmentado y dinámico sector informal

Breve esbozo: Sector amplio, segmentado y con débil acceso al conocimiento

Según los más recientes estudios, 7 de cada 10 personas en edad de trabajar, obtienen sus ingresos de una amplia variedad de emprendimientos, empresas y formas de trabajo informal. Cientos de decenas de actividades económicas están comprendidas en este sector, que en pequeña escala, incluye alrededor de un 50% actividades comerciales de diversa índole.

La diversidad del sector es muy grande.

Al menos se pueden mencionar 4 subsegmentos, con características muy diferenciadas y necesidades específicas. En general, los investigadores están de acuerdo en que se pueden identificar: un segmento mayoritario de empresarios de subsistencia que corresponde casi al 50%; otro casi tan numeroso de empresarios de acumulación  -una parte de los cuales puede financiar sus propias inversiones y genera excedentes de forma acelerada-, que es particularmente dinámico; y, finalmente, un segmento menor de pequeñas empresas pero con mucho impacto en la generación de los empleos del sector.

Los segmentos de acumulación y pequeña empresa según algunos estudios, generan aproximadamente un millón de empleos informales, que laboran jornadas de  trabajo diversas, algunas veces excesivas o incompletas y muchas veces sin horarios estables.

Fuente: área de Investigaciones, SAC Integral

Las MYPES activas formales reportadas en los censos llegan apenas a los 20,000 aproximadamente, y no representan más del 3% de las unidades económicas existentes.

La pandemia solo en el mes de abril precipitó el despido o suspensión de 61,000 trabajadores formales, esfumando en un mes la generación de empleos formales de casi 3 años. Como resultado, se puede observar un crecimiento aún mayor del sector informal, que ya en los últimos años venía creciendo entre 4 y 5 veces más rápido que el sector formal.

Débil acceso a la formación especializada y universitaria

Aunque casi el 50% de los  empresarios de los segmentos de acumulación, pequeña empresa y asalariados informales, han logrado cursar la educación de bachillerato, su nivel de acceso a los estudios superiores y técnicos es todavía muy limitado. Sólo el segmento de pequeña empresa registra un 10% de acceso a la educación universitaria. En el resto de subsegmentos el nivel de acceso es muy bajo.

El débil acceso a la formación técnica y universitaria limita muchas veces la adopción de estándares de calidad en las áreas de producción, comerciales y de servicio, así como la adopción de prácticas de gestión modernas dentro de sus empresas, que limitan grandemente su potencial de desarrollo y crecimiento.

De este somero resumen de la composición del sector se pueden identificar tres grandes categorías, sobre las cuales se pueden organizar los programas de apoyo integral:

a) Un nivel básico, para las empresas de subsistencia;

b) un nivel intermedio para los empresarios con niveles promedio de formación a nivel de bachillerato;

y,c) un nivel superior, para los empresarios de las pequeñas con diversos niveles de acceso a los estudios universitarios;

El nivel educativo y acceso al conocimiento es un factor importante a tomar en cuenta para el diseño el tipo de programas efectivos de apoyo al sector, que por lo menos debería distinguir diversos formas de apoyo, considerando estas tres formas de clasificación.

Los efectos de la Pandemia en el sector MYPE han sido graves. Se calcula que sus ventas promedio disminuyeron en los 3 meses de cuarentena en al menos un 80%. Reactivar el sector es esencial, para evitar una hambruna generalizada, especialmente en el sector de subsistencia, que es el más vulnerable.

Dada el amplio tamaño, composición diversa del sector MYPE y de su crítica situación, se pueden extraer algunas conclusiones a ser tomadas en la formulación de cualquier política de reactivación:

1. Más recursos financieros

Si bien en el Plan de Reactivación del Gobierno, la MYPE es el centro (lo cual es un gran avance), los recursos de crédito destinados para la MYPE informal son apenas de $ 100 millones. Esta cifra es insuficiente, sí se considera  su contribución al empleo nacional y el tamaño económico del sector, que se puede estimar en 2 mil millones de dólares.

2. Coordinación con financieras

Las condiciones de acceso a la formación técnica y universitaria y educación básica sector siguen siendo muy limitadas, por lo que se requiere de un sólido acompañamiento técnico y de asesoría, a fin de que puedan adaptar sus actividades a la nueva realidad creada por la Pandemia. Las instituciones que provean este apoyo a nivel gubernamental, lo deben hacer de la mano de las instituciones financieras, de lo contrario puede haber un enfoque contradictorio y contraproducente sobre las necesidades, creando a veces, expectativas falsas de financiamiento, entre otros problemas.

3. Asesoría diferenciada

La segmentación de la Mype requiere programas de apoyo financiero y no financiero, adaptados a las necesidades de cada segmento.  Dada la inviacbilidad de que este know how pueda proveerse a nivel de las instituciones encargadas, como la Conamype, es muy importante el establecimiento de convenios de cooperación con instituciones privadas u otras organizaciones, que puedan ofrecer ese apoyo especializado directamente.

4. Participación local para apoyar implementación protocolos de saneamiento en el sector MYPE.

La protocolización de este  complejo sector informal plantea retos de enorme envergadura, y requiere el concurso y participación de todos los actores privados, locales y  municipalidades, en estrecha coordinación con el Ministerio de Salud y otros entes estatales involucrados. Es una tarea cuya ejecución no puede estar bajo la responsabilidad directa del Gobierno Central por razones de eficiencia y eficacia. Se requiere, por lo tanto, no sólo de coordinación a nivel central, sino ante todo a nivel local, por parte de todos los actores involucrados.

Suscríbete