La Canasta: una MYPE que exporta calidad y nostalgia

La Canasta: una MYPE que exporta calidad y nostalgia

Rosario Barriere, directora comercial de exportaciones y cofundadora de productos La Canasta, cuenta que la empresa nació en el seno de su familia en 1989, tiempo en el que, gracias a la dedicación de su esposo e investigaciones, lograron identificar necesidades de productos alimenticios naturales y de calidad en el mercado.

En la actualidad cuenta con un aproximado de 75 productos originales como pimienta molida, canela molida, horchata, refrescos naturales y relajo, que coloca en 202 supermercados a nivel nacional, así como en mercados internacionales.

Gracias a su esfuerzo y perseverancia, productos La Canasta ha logrado exportar sus productos nostálgicos a Estados Unidos, Europa y Suramérica.

1. Cuéntenos un poco sobre su negocio, cómo surgió la idea, en qué año fue fundado.

R//: La idea del negocio comenzó en el año 1989 con mi esposo, quien es el fundador, vimos la necesidad en este momento sobre qué actividad se podía hacer y tras una pequeña investigación de mercado se llegó a la conclusión que había oportunidad de vender frijoles, arroz y azúcar, por eso se llama productos La Canasta, por la canasta básica.

Incursionamos al mercado con un producto con un valor agregado que era el frijol se limpiaba, se pulía con franela y eso hacía la diferenciación con el resto de productos, a medida que fuimos incursionando con la marca fuimos creciendo poco a poco y empezamos a ver que otros productos podíamos introducir. Por ejemplo, vimos que las especias se vendían amarradas y empezamos a ver lo que necesitaba el mercado nacional empacando especias en bolsitas pequeñas y 30 años después lo seguimos haciendo, porque somos la empresa que vende las especias 100% naturales.

2. Su emprendimiento consiguió tener éxito, ¿Cómo lo logró?

R//: El emprendimiento inició con la investigación de las necesidades del mercado, el principio que tenemos dentro de la empresa es que el producto y materias primas sean de primera calidad tanto para el mercado nacional como internacional. Usted ve la marca La Canasta y sabe que va a consumir calidad, esa es la gran diferencia con otras marcas en El Salvador y otros países.

3. Considera que apostarle a la calidad ha sido la clave…

R//: Antes era precio después calidad, desde hace unos años es calidad y precio, los compradores andan buscando calidad y especialmente productos 100% naturales. Que le den la satisfacción o seguridad que no le va a dar una alergia o algo. El producto siempre va inocuo, porque tenemos procesos de limpieza y sanitización de todos los productos que van a salir de la empresa.

4. ¿En qué año empezó a exportar, a cuáles países y por qué?

R//: Tenemos más de 25 años de exportar a diferentes países, pero principalmente a Estados Unidos.

De los más de 70 productos que tenemos mandamos 18, tenemos distribuidores en diferentes estados como Washington, Los Ángeles, New York, Miami, Carolina, también hemos mandado a Suramérica, aunque las barreras arancelarias y no arancelarias para Suramérica son bien altas, el principal problema es el transporte y cuando quisimos mandar por todas las vías sale demasiado caro, mandamos a España, Italia y Grecia, pero era un supermercado y le salía muy caro. Para España e Italia se va en consolidado nos unimos unas cuatro empresas medianas o pequeñas.

5. ¿Cuáles han sido los principales retos y qué obstáculos tuvo que vencer para iniciar a exportar?

R//: Todo emprendimiento tiene sus retos y lo importante es ver cómo se solucionan las situaciones, siempre hay ratos buenos y malos, pero con investigación, el apoyo de instituciones públicas, privadas y preguntando hemos logrado superar muchas barreras en el exterior con capacitaciones para el personal y especializándonos. Empezamos las exportaciones de acuerdo con las necesidades, nos buscó La Tapachulteca e incursionamos con ellos en Los Ángeles, les mandábamos la horchata, la cebada, el relajo. Después vinieron otras empresas a buscar el producto, nos adaptamos a todo, después abarcamos otros estados buscamos, clientes.

Los primeros obstáculos fueron la internación a los mercados, el segundo la competencia. La empresa pequeña debe trabajar bastante para poder estar en los puntos de venta y mantenernos, porque la competencia siempre anda viendo como desplazarnos, la empresa transnacional siempre tiene mayores opciones porque tiene mejores puntos de negociación.

6. ¿Cuáles son los principales reglamentos que debe cumplir para exportar?

R//: Las normas de buenas prácticas de manufactura y etiquetado, cumplimos acá y en los otros países. Para exportar hay que cumplir las leyes de los países a los cuales uno va a exportar.

Por ejemplo, en Estados Unidos la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) por sus siglas en inglés, no requiere el registro sanitario como piden acá en Centroamérica, allá son normas FDA entonces son más regulatorias y si cumple por lógica cumple las de acá. Antes de exportar se tiene que hacer una investigación sobre las normas del mercado al cual se va a exportar.

7. ¿Cuáles son sus proyecciones futuras de ventas en otros países para los próximos años?

R//: Nuestra meta es seguir creciendo, seguimos explorando el mercado internacional, principalmente en Estados Unidos, a futuro tenemos cinco proyectos de productos nuevos, porque tenemos nostálgicos y refrescos de fruta de arrayán, maracuyá, piña colada, horchata de coco, rosa de Jamaica, tamarindo, que les vendemos a empresas de acá, ahora tenemos cinco nuevos productos que los estamos desarrollando.

Todo se congeló debido a la pandemia, pero gracias a Dios nosotros como alimentos no dejamos de trabajar un día. Tuvimos ventas muy buenas, pero desde el año pasado volvimos a la normalidad y seguimos vendiendo lo que proyectamos vender en exportaciones y mercado interno.

8. ¿Cuáles serían sus consejos para un empresario de la Mype que quiere exportar? ¿Por dónde debe comenzar y que errores debe evitar?

R//: Primero, si tiene un sueño nada es imposible, segundo que investigue, que pregunte para asegurarse y no fracasar. A veces muchas empresas fracasan por no preguntar por regulaciones, se debe investigar qué requiere el mercado, cómo lo quiere, cuándo y por qué lo quiere.

No vamos a vender lo que nosotros tenemos sino lo que el mercado requiere. Hay que trabajar duro con las ganas de querer cumplir un sueño, que busquen los apoyos de las instituciones públicas y privadas. Las gremiales tienen consultores muy buenos, que tienen la vivencia, la práctica y saben qué hacer.


Suscríbete