ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE DEL PRIMER TRIMESTRE 2021 MEJORA LEVEMENTE

ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE DEL PRIMER TRIMESTRE 2021 MEJORA LEVEMENTE

Al cierre del primer Trimestre 2021, las dudas e incertidumbre para el presente año comienzan a disiparse marcando una tendencia un poco más positiva en la dinámica empresarial

I. INTRODUCCIÓN.

En el informe https://observatoriomype.org/perspectivas-economicas-para-la-mype-2021/, publicado en diciembre del año pasado, nos atrevimos a predecir para el presente año una perspectiva empresarial mype moderadamente positiva, impulsada por: la activación de todos los sectores económicos al final del 2020, las nuevas capacidades de resiliencia y adaptación adquiridas por los empresarios, el mayor control de la pandemia y el poco impacto del ambiente político en este sector empresarial.

El informe aludido también señala las razones que impulsan la dinámica empresarial mype, además de los factores que propician un ambiente favorable para su reactivación y repunte económico.

La presente investigación, ofrece los resultados respecto a la Dinámica Empresarial de la Micro y Pequeña Empresa al cierre del primer Trimestre 2021, comenzándose a descubrir el nivel de acierto con el cual visualizamos el presente para el sector empresarial Mype.

II. RESULTADOS ENCUESTA DINÁMICA MICROEMPRESARIAL

1. Elementos del Índice de Confianza Empresarial

A marzo 2021, la confianza de los empresarios de la micro y pequeña empresa alcanza un crecimiento del 40% respecto a junio 2020 (el momento más crítico del confinamiento), logrando una recuperación consecutiva de 3 trimestres, aunque el ritmo de aumento se va reduciendo. Comparado con el trimestre anterior, el índice crecimiento es levemente 2.22%

Como se conoce, el indicador de situación, o Balance de Situación que mide el comportamiento de los negocios en el último trimestre finalizado (en este caso enero a marzo 2021), es resultado de la combinación del porcentaje de empresarios que opinaron favorablemente versus los que opinaron desfavorable cuando se les preguntó: ¿Cómo comparan la marcha de sus negocios en el primer trimestre 2021 respecto al trimestre IV del 2020?

La cantidad de empresarios encuestados que opinaron haber tenido un trimestre I 2021 favorable con respecto al trimestre IV del año 2020, pasó de 27.7% a 26.5%, y los que opinaron que fue desfavorable pasaron de 30.5% a 25.3%; ambos elementos combinados se traducen en un primer trimestre 2021 con una situación económica de la micro y pequeña empresa estable, pero por primera vez positiva que se ve reflejada en las barras del siguiente gráfico pasando de -2.8 a 1.2.

Estos indicadores se traducen en una situación económica Neutral de las mypes, reflejando que los empresarios no reportan cambios significativos en la marcha de sus negocios para el trimestre que recién finaliza.

El Indicador de Expectativa, o Balance de Expectativas cuyo objetivo es identificar cuál es la percepción que tienen los empresarios en cuanto a la marcha de sus negocios para el trimestre que comienza (abril a junio 2021), por tanto, contrasta el porcentaje de opiniones favorables y desfavorables respecto a la pregunta: ¿Cómo considera que será la marcha de su negocio en el segundo trimestre 2021 respecto al primer trimestre que recién finaliza?

60.7% de los empresarios encuestados respondieron que esperan un trimestre II favorable en cuanto a la marcha de sus negocios con relación al trimestre I 2020. Únicamente un 5.7% estima que el segundo trimestre será desfavorable.

Estos resultados permiten obtener un indicador de Expectativa de 55.0 por arriba del 52.0 obtenido el Trimestre IV del año 2020.

La siguiente figura refleja cómo ha evolucionado en el tiempo este indicador.

En resumen, nótese en la siguiente figura, como el indicador de Expectativa por encima de 50.0 puntos refleja el optimismo con el cual los empresarios comienzan cada trimestre aun cuando lo resultados obtenidos en cada período finalizado según refleja el indicador de Situación no representan cambios significativos entre un trimestre y otro. Es ese optimismo con el cual los empresarios se levantan cada mañana el que distingue y caracteriza al sector de la micro y pequeña empresa como un sector muy dinamizador de la economía del país en general.

Como tercer elemento explicativo del Índice de Confianza Empresarial, se encuentra la Confianza Empresarial, reflejada en la figura 5. El resultado de 26.5 equivale a decir que los empresarios, aunque de forma prudencial y conservadora creen que sus unidades de negocio presentarán un crecimiento mayor en los próximos meses

2. Factores que inhiben el desarrollo de las Mypes.

A continuación, se presenta como han evolucionado las respuestas de los empresarios encuestados en cuanto a los principales aspectos que frenan la capacidad de crecimiento y desarrollo de sus negocios:

  • Las dificultades financieras siguen siendo la principal barrera que los empresarios enfrentan. El porcentaje de entrevistados que resienten esta situación sigue siendo elevado, un 49%.
  • Disminución de demanda, el 45% de empresarios advertían esta dificultad al cierre del año pasado. Para el primer trimestre 2021 un 32% ven problema de demanda en las ventas.
  • La mayor dinamización de la economía se sigue visualizando en el aumento de competencia que reporta el 41% de los empresarios.
  • Las dificultades para dotar de mercadería sus negocios en el 22% de los empresarios siguen presentes, y siguen afectando las cadenas de aprovisionamiento.
  • Únicamente 10% de los empresarios aún tienen restricciones municipales que limitan sus operaciones empresariales.
  • El porcentaje de empresarios entrevistados que reportan dificultades debido a la atención que deben dar a situaciones familiares o personales sigue en ascenso, alcanzando al último trimestre un 15% de los entrevistados.
  • Al igual que el indicador anterior, el 15% de los empresarios reporta afectación delincuencial para hacer crecer sus negocios, con una tendencia al alza constante.

Véase lo anterior ilustrado en la siguiente figura.

3. Índice de Confianza Empresarial por Segmentos y Sectores Económicos

Como puede verse en la figura 7, tres de los cuatro sectores analizados aumentan la confianza respecto al trimestre anterior. Pequeña Empresa (5.8%) presenta mayor incremento. Por su parte, Microempresa de Acumulación Ampliada (-5.2%) registra un descenso, que suele ser un subsegmento dinámico.

La confianza aumenta en tres de los cinco sectores económicos: Servicios (6.8%), Agropecuario (3.4%) y Comercio (2.7%). Transporte (-0.2%) se mantuvo con un leve descenso. Producción registra un -6.1%, con la mayor disminución, aunque sigue siendo el de mejor desempeño.

A continuación, se presenta el cuadro resumen del Índice de confianza empresarial con sus diferentes elementos que lo conforman.

La confianza en las Ventas, Inversión en los negocios, y la generación de empleos, sigue un leve aumento, mientras que el nivel de precios de los productos sigue reflejando una tendencia al alza haciendo que la confianza en ellos para favorecer a los negocios disminuya.


MYPES TURÍSTICAS AÚN CON PROBLEMAS PARA REACTIVARSE… pero mejorando lentamente

MYPES TURÍSTICAS AÚN CON PROBLEMAS PARA REACTIVARSE… pero mejorando lentamente

1-Introducción.

A 11 meses de la emergencia sanitaria por COVID-19, las pequeñas empresas de Turismo siguen luchando por sobrevivir.

El presente sondeo contiene los resultados de una exploración que Observatorio Mype hizo a principios de febrero del presente año, que incluyó las siguientes actividades Turisticas: Agencias de Viaje y Operadores de Turismo, Centros Recreativos, Hoteles, Restaurantes o Discotecas.

Los resultados permiten identificar algunos de los principales impactos que el sector arrastra producto de la Pandemia,  entre los que se pueden mencionar: a) evaluar preliminarmente un diagnóstico de las pérdidas ocasionadas por la emergencia sanitaria al sector mype turístico; b) las principales obligaciones económicas que afectan sus disponibilidades de efectivo para operar; c) los incentivos que contribuyan a garantizar la sobrevivencia de los negocios; y d)  identificar estrategias de reactivación para enfrentar la crisis sanitaria y económica.

A continuación, se presentan los principales hallazgos.

2-Afectación del funcionamiento de las mypes por la emergencia sanitaria.

Afectación de operaciones

La medida de confinamiento de la población entre marzo y agosto 2020 realizada para contener la pandemia, ocasionó que el 50% de los empresarios mypes dejaran de operar sus negocios por un promedio de 7 meses, es decir, comenzaron a reactivarse entre septiembre y octubre del mismo año.

Un 28.6% opinó que ha mantenido operaciones de manera ininterrumpida; 14.3% cerró su negocio y aún está inactivo, 7.1% ha cambiado de actividad económica de los cuales el 50% se emplea como motorista y el resto ha emprendido como transportista.

Ventas y empleos

Respecto a la facturación mensual, comparado con los promedios de ingresos mensuales que tenían antes de la emergencia sanitaria, la reducción de sus ventas asciende al 53% mensual. El análisis individual por cada tipo de establecimiento permite identificar que las agencias de viaje y operadores de turismo muestran las mayores afectaciones con una pérdida del 99% en sus ventas en contraste con las Discotecas que han visto mejorados sus ingresos en un 160%, en los últimos meses.

Estos resultados fueron obtenidos con base a estimaciones de los empresarios en cuanto al número de clientes atendidos por mes y el monto promedio facturado a cada uno antes de la emergencia sanitaria y en la actualidad.

Como consecuencia de las afectaciones económicas que los empresarios han tenido, la pérdida de empleo en las Micro y Pequeñas empresas del rubro de Turismo asciende a la fecha al 51%.

3-Afectación Operacional y de Gestión de las MYPES

Como se expuso anteriormente, entre los aspectos identificados se encuentran las principales obligaciones económicas que limitan las disponibilidades de efectivo para mantener una adecuada operación de los establecimientos.

A continuación, se muestran los resultados en relación con los egresos que más están afectando la estabilidad y liquidez financiera de los diferentes establecimientos turísticos del país.

Los empresarios tenían la posibilidad de seleccionar hasta tres opciones en orden de importancia, de manera que los resultados evidencian que los créditos vencidos, pago de alquileres y el incremento en los precios de los productos son los costes más importantes.

Con base al gráfico anterior, se evidencia cómo hay otros egresos adicionales a los mencionados que también limitan la operación del negocio, comprimen su posibilidad de maniobra y desarrollo, teniendo los empresarios por ende que optar por bajar costos con acciones como reducción de personal, cambios de ubicación geográfica, refinanciamiento de deudas existentes con entidades financieras y proveedores, además, de adquirir productos de menor calidad.

También se preguntó a los empresarios, sobre sus expectativas para el primer trimestre 2021 en cuanto a la estabilidad laboral de sus empleados: el 12% manifestó que disminuirá al personal ocupado.

4-Valoración de Incentivos claves para reactivar y desarrollar la actividad de la MYPE turística.

Otro aspecto resultante de este sondeo fue la valoración de incentivos que los empresarios identifican como claves para reactivar y desarrollar sus negocios de turismo; para ello se les pregunto qué tipo de incentivos necesitarían, seleccionando los 2 de mayor relevancia para ellos.

La frecuencia con la que es señalado cada incentivo se evidencia en el gráfico anterior, concentrándose en ayudas económicas (subvenciones) y los de carácter crediticio; evidenciando estos últimos la urgencia de los empresarios mypes para acceder a nuevos créditos con condiciones flexibles y refinanciación de deudas existentes.

5-Posibles Estrategias de Reactivación del sector mype turístico

Los empresarios participantes del estudio seleccionaron las 3 principales estrategias de reactivación como posibles opciones que pueden tomar o han tomado, además de recomendar sus propias iniciativas.

Las más mencionadas, son en su orden las siguientes: 1) Hacer publicidad en redes sociales, 2) salir a buscar nuevos clientes y mercados y 3) bajar precios para competir.

La inversión en equipos de bioseguridad, al ser un aspecto muy bien visto y valorado por los clientes y como elemento de prevención del coronavirus, se ha convertido prácticamente en una norma indispensable en la operación de los establecimientos. Se menciona con muy buena aceptación entre los participantes del estudio.

Iniciativas como cambiar de rubro, diseñar nuevos productos, mejorar la calidad y sabor de sus productos, mejorar infraestructura de local, ampliar la diversidad de productos ofrecidos, implementación de servicio a domicilio son otras estrategias que los empresarios manifestaron les han dado buenos resultados

6-Situación y Expectativa.

Únicamente el 11% de los empresarios, manifestó haber tenido una mejora en el último trimestre del 2020 en cuanto al clima de negocios.

El 25% resiente que la situación fue de más a menos y el 64% considera que la situación se mantuvo igual que el tercer trimestre del mismo año.

Consultados sobre sus expectativas para el primer trimestre del 2021, 45% estima que el clima de negocios en sus empresas estará mejor, 50% mantiene una expectativa sin novedad y el 5% considera que empeorará.

7-Conclusiones

La expectativa y situación del sector sigue siendo muy crítica, y aunque un porcentaje espera que mejore, todavía un 55% esperan que continuará igual o peor.

Entre los empresarios que esperan que mejore, sus esperanzas están puestas en que tengan resultado las estrategias mencionadas y que se concreten los incentivos necesarios por parte del Gobierno. Según ellos, eso les podría permitir superar la crisis y garantizar la supervivencia de sus establecimientos. También existe precisión en identificar las principales dificultades a las que se enfrentan para mantener sus operaciones, entre las que se cuentan como las más importantes la necesidad de apoyo técnico de organismos de asistencia y las entes financieras. Recuperar el 51% del empleo perdido depende en gran medida del tiempo que les tome recuperar el 53% de ingresos mensuales que han perdido.

A casi un año del inicio de la emergencia sanitaria, aún y a pesar de lo prolongado de los impactos, la mayoría de los empresarios se mantienen en la actividad, lo que muestra la alta resiliencia en los empresarios de este sector. Según el sondeo del Observatorio Mype, un 86% de los empresarios de la Mype turística siguen operando, pese a las tremendas dificultades.

MYPES RECUPERAN CONFIANZA EN LA ECONOMÍA AL CIERRE DEL AÑO 2020

MYPES RECUPERAN CONFIANZA EN LA ECONOMÍA AL CIERRE DEL AÑO 2020

Después de 2 trimestres en continua mejora, la percepción de los empresarios respecto a la buena marcha de sus negocios y el clima de inversión comienza a ser Optimista

I. INTRODUCCIÓN

El COVID-19 puso a las Mypes en una situación complicada en el primer semestre del año 2020, dando posibilidad para la duda sobre sus capacidades de supervivencia, dadas las reducciones drásticas de su actividad versus los pagos de salarios, alquileres y otros costos operativos que cubrir.

Los alivios económicos y financieros facilitados por las entidades financieras y el gobierno fueron paliativos ante esta situación, pero: ¿son una garantía de supervivencia para las mypes? ¿son las necesarias y suficientes para que retomen su dinámica de negocio? ¿las medidas tomadas por las mypes por iniciativa propia en adición a los apoyos recibidos les han permitido reactivarse nuevamente? ¿Un trimestre después de la reactivación económica, cuál es la situación y expectativa que tienen los empresarios?

Estas son algunas preguntas que encuentran respuesta en el último estudio sobre la Dinámica Empresarial de la Microempresa informal en El Salvador.

II. RESULTADOS ENCUESTA DINÁMICA MICROEMPRESARIAL
  1. Elementos del Índice de Confianza Empresarial

Tras el desplome de la economía a junio 2020, la confianza de los empresarios se ha recuperado consecutivamente en los últimos 2 trimestres.

La confianza empresarial está dada por 2 elementos:

El Indicador de Situación, que mide el comportamiento de los negocios en el último trimestre finalizado (en este caso octubre a diciembre 2020).

El Indicador de Expectativa, cuyo objetivo es identificar cuál es la percepción que tienen los empresarios en cuanto a la marcha de sus negocios para el trimestre que comienza (enero a marzo 2021).

El repunte de la confianza empresarial registrado en el cuarto trimestre 2020 es resultado de la mejora tanto del indicador de situación como el de expectativa.  Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio fue favorable entre octubre y diciembre del año 2020 se ha situado en 27.7%, cifra superior a la del trimestre anterior (21.0%).

Al mismo tiempo, el porcentaje de empresarios que opinan que su negocio en el primer trimestre del 2021 marchará de manera favorable se mantiene por arriba del 60% por segundo período consecutivo, mientras que los empresarios que se muestran pesimistas sobre la evolución de su negocio han bajado desde el 49.7% del trimestre anterior al 30.5% (figura 1).

El cuarto trimestre 2020, estuvo caracterizado por la mayor incorporación de los diferentes sectores empresariales a la apertura económica, la creciente recuperación en los empleos perdidos que finaliza el año con 97,000 empleos por recuperar.

Los resultados anteriores se ven reflejados en el nivel de confianza de los empresarios respecto al comportamiento de sus negocios, pasando de una percepción al cierre de septiembre 2020 donde no advertían mayores cambios en la economía a un cierre de diciembre con un moderado nivel de optimismo donde ya advierten cambios significativos y se prevé un ambiente más propicio para estimular la inversión y la buena marcha de sus negocios.

2. Factores que inhiben el desarrollo de las Mypes.

Contrario a los elementos que han permitido el despegue acelerado de la microempresa posterior al confinamiento, se advierten a continuación los factores que se convierten en un freno a su buen desempeño y requieren atención inmediata para facilitar su ritmo de crecimiento.

  • 5% de los encuestados presentan dificultades para acceder a financiamiento o acceder a una medida de alivio temporal o permanente en sus obligaciones adquiridas con anterioridad, lo cual requiere desde el lado de las instituciones financieras redefinir políticas y procedimientos a la brevedad tomando en cuenta que los efectos causados por la pandemia se prolongan en el tiempo. Esta es la causa que resienten más empresarios y en el último trimestre tuvo un crecimiento de afectados del 29% de los encuestados.
  • 5% resienten disminución en la demanda de sus productos
  • 9% se ven afectados por un mayor nivel de competidores
  • 3% presenta dificultades para acceder a mercadería para la venta
  • Disposiciones de organismos de gobierno y municipales siguen impactando en un 4.8% la operatividad empresarial de la mype.
  • Con la apertura económica la afectación por la delincuencia también está regresando a ser un factor que perjudica los negocios, con un 5% de empresarios afectados.

3. Índice de Confianza Empresarial

Los empresarios mypes del sector informal se caracterizan por su espíritu emprendedor, alta capacidad de adaptación a situaciones adversas y personalidad optimista para enfrentar cada reto como aprovechar cada oportunidad. Esto puede verse dibujado en el índice de confianza empresarial reflejado en la figura 4, donde se aprecia cómo en un trimestre posterior a la apertura económica el índice de confianza ha crecido en un 38%.

En las siguientes gráficas se puede apreciar, la capacidad de reacción que han tenido los diferentes sectores económicos y segmentos de mercado, siendo destacable el despegue acelerado mostrado por actividades relacionadas al sector producción (conformado por panaderías, carpinterías, industria textil, industria metalmecánica, procesamiento de lácteos, fabricación de calzado, elaboración de productos alimenticios, etc.) que ha tenido una recuperación del indicador de confianza del 74.4% respecto a junio 20.

Respecto a los segmentos de mercado, Microempresa de Acumulación Simple sobresale con un 43.4% de recuperación de la confianza empresarial.

No menos destacable es señalar la buena marcha mostrada en la recuperación de la confianza empresarial posterior al confinamiento de cada sector como segmento de mercado, no existiendo tan solo uno que refleje un retroceso en los siguientes trimestres.

A continuación, se presenta el cuadro resumen del Índice de confianza empresarial con sus diferentes elementos que lo conforman.

Los empresarios han ganado confianza en la buena marcha de las ventas, oportunidades para invertir en sus negocios y contratación de mano de obra. No así el tema de precios del cual al cuarto trimestre 2020, aún perciben un crecimiento en el costo de sus productos que limita su capacidad de compra y acceso a mercadería.

ÉXITO DE LAS MYPES DEPENDERÁ DE SU CAPACIDAD DE APROVECHAMIENTO DE LA TECNOLOGÍA

Según el CGAP del Banco Mundial, para las próximas décadas, la tecnología en los negocios ya no será opcional, su uso será obligatorio para aquellas MYPES que quieran competir y sobrevivir en un mundo enteramente digital.

Principales expertos señalan su papel esencial

A estas alturas, pocos están en desacuerdo con el hecho de que las tecnologías serán vitales para el éxito de las Mypes. Se trata de un hecho abrumador, y cuya importancia para el desarrollo de los países, tampoco puede ser ya memospreciado. “Se estima que, si se logra fortalecer a las MYPES a través de la transformación digital, Latinoamérica logrará un incremento del 50 % del PIB para 2030”, de acuerdo con el Consultative Group to Assist the Poor (CGAP).

A pesar de la importancia de las MYPES en las economías locales y regionales estas enfrentan desafíos de desigualdad y un lento crecimiento.

Según la CEPAL, el promedio de crecimiento anual de las Micro y Pequeñas Empresas es de 0,8% a pesar de que su aporte a las economías de América Latina es del 25%. Observatorio Mype ha senalado reiteradamente, que para El Salvador, su importancia es todavía mayor: aproximadamente el 40% del PIB de El Salvador, es generado por las Micro y Pequeñas Empresas, Mypes, las cuales generan trabajo para el 70% de la Población en Edad de Trabajar, PEA.

De acuerdo con McKinsey Global Institute, para que las MYPES logren consolidar un crecimiento sano del 3,5 %, es importante que se activen procesos de transformación digital, para que de esa forma puedan competir, producir más, incluso expandirse y llegar a nuevos mercados. McKinsey, afirma que la tecnología puede jugar un rol fundamental en el crecimiento inclusivo en la región.

Los principales obstáculos para el crecimiento de las Mypes

El artículo de McKinsey, expone tres principales barreras que impiden la digitalización de las MYPES:

1- Financiera

La mayoría  no pueden costearse la compra de productos tecnológicos que les permitan crear plataformas competitivas para el comercio en línea. Según analístas, esta barrera es no obstante cada vez menor, ya que los precios de las tecnologías disminuye extremadamente rápido.

Observatorio Mype, estima en todo caso que, dado que los resultados de la inversión en tecnología tampoco son inmediatos, existe  la necesidad de líneas de crédito especiales para financiar la inversión tecnológica, a fin de que se puedan consolidar en el tiempo la capacidad de aprovechamiento, invirtiendo de forma paralela en la formación y capacitación, que trae consigo.

2- Información

El otro factor citado como barrera por el Estudio de McKinsey, es la falta de información sobre las ventajas de la implementación de la tecnología en los negocios. La mayoría de las pequeñas empresas no tienen un área que se encargue de velar por sus inversiones tecnológicas, tampoco cuentan con personal capacitado en procesos digitales. La creación de pequeñas unidades o subcontratos de servicios para proveerse de servicios tecnológicos, es ya una inversión obligatoria, según dichos estudios.

3- Regulatorias

Para entrar al mundo de los negocios por internet, las MYPES deben someterse a regulaciones legales y trabas burocráticas que no están motivadas para enfrentar.

Observatorio Mype estima que este elemento es crucial, ya que para hacer negocios en línea y para exportar dichos servicios, es necesario cierto grado de formalización. Pero al mismo tiempo, es necesario, el desarrollo y el uso de un nuevo tipo de plataformas más seguras adaptadas a la naturaleza de la Mype y una flexibilización regulatoria, de tal forma que los requerimientos para hacer negocios por internet sean menores y los grados de incertidumbre para los compradores puedan disminuir. En este sentido, la adopción de Tecnologías como Blockchain, podrían representar una gran oportunidad de lograr la Mype acceso a las mismas, ya que permitiría superar los problemas de los intermediarios y  aumentar la seguridad de las operaciones en línea.

Iniciando con las plataformas más populares

A pesar de las barreras para un ingreso formal a la digitalización, el pequeño negocio puede iniciar en el mundo tecnológico con el uso de herramientas de uso sencillo, que pueden ser de bajo costo o gratuitas como WhatsApp.

Un sondeo de opinión realizado entre 600 comerciantes de Colombia, México y Perú por la Fundación Capital con el apoyo del Center for Inclusive Growth (CIG) de Mastercard, en abril de 2020, concluyó que WhatsApp es la herramienta social más usada por los emprendedores para afrontar la crisis causada por la pandemia COVID-19.

Durante la etapa de meses de confinamiento obligatorio, surgieron necesidades urgentes de “comercializar” en línea articulando compras y pagos remotos.

Este mismo sondeo, demostró que en estos países el comercio en línea incrementó entre un 15% y un 29%, siendo la herramienta en cuestión el punto de partida para la migración hacia la digitalización.

Actualmente, el comercio en línea (e-commerce) representa el 14% de las ventas a nivel mundial y se espera que incremente al 22% para el año 2023, sumando billones de compradores on-line. Sin embargo, en El Salvador predomina el comercio tradicional.

Son pocas las empresas, en su mayoría las más grandes en los rubros de servicios y consumo masivo que han logrado establecer canales sólidos de ventas en línea. Las MYPES, por su parte, continúan haciendo uso de canales tradicionales, o dando sus primeros pasos con herramientas como WhatsApp, Marketplace de Facebook y otros medios de uso más práctico, y quienes recurren a ellos están valorando la importancia y ventaja de su utilización.

Las Mypes deben poner en el centro de sus prioriades, la necesidad de una Estrategia que les permita digitalizar gradualmente sus negocios. Para ello, necesitará de asesores y consultores de confianza. Algunas instituticiones de Gobierno, empresas y ONGs y Fundaciones tienen programas gratuitos o de bajo costo. Las organizaciones pueden poner los recursos, pero el Microempresario debe aportar el bien más preciado que tiene: su tiempo y su capacidad de reaprender y desaprender, fundamental para enfrentar con éxito el futuro.

Ordene su Negocio, ordenando su casa

Ordene su Negocio, ordenando su casa

Es común encontrar confusión, despilfarro, incluso pérdida de fondos en las empresas por la “tradicional” costumbre de tomar de la “caja chica” para irse de súper, invitar amigos o comprar artículos para uso personal o familiar. ¿Les suena familiar esta escena?

Tan importante como hacer el presupuesto de la empresa incluyendo todos los costos y gastos  para producir un bien o un servicio, es dedicar tiempo a realizar esa misma tarea con el presupuesto familiar. Sin embargo, el principal problema que se encuentra a la hora de hacer este presupuesto, es que no se tiene información clara de todos los gastos que se realizan, es más, parece que la gran mayoría, piensa que muchas de las compras que hacen “no afectan” en el presupuesto familiar. Pero la realidad es que las golosinas, la repostería, el café, el periódico o esos gustos que se antojan casi todos los días, no son gratuitos y generan un gasto regular en nuestra economía.

En una empresa resulta más fácil hacer una lista de los gastos tales como: mano de obra, materias primas, impuestos, papelería, electricidad, etc., pero en el hogar se vuelve más complicado definir en qué gastamos y cuánto, por esa razón, debe hacerse un trabajo minucioso para definir el  presupuesto familiar. Generalmente, no se hace este ejercicio porque no se quiere saber o porque se cree que no es mucho y no vale la pena considerarlo.

A continuación, indicaremos una ruta segura para llevar “CUENTAS SEPARADAS” del negocio y del hogar, contribuyendo al orden financiero:

1- Elaborar una Lista Completa de gastos familiares

Esta lista debe incluir todos los gastos recurrentes que se tienen mes a mes, incluyendo una asignación para aquellos que son temporales como puede ser: compra de útiles, medicinas, vacaciones, sin dejar por fuera los gastos extras en comidas, regalos, diversión, cumpleaños, fiestas. Es recomendable destinar una cantidad mensual en forma de ahorro a fin de tener disponible el valor requerido para cubrir gastos que son anuales: seguros, matrículas escolares, etc. Debe ser una lista exhaustiva.

2- Asignarse un Salario

El salario que se asigne, es el monto que la empresa puede pagar y es el monto con el cual cuenta para cubrir el presupuesto familiar, ¿qué pasa si no alcanza?; en ese caso deben revisar el presupuesto y clasificar lo “indispensable” de lo “no indispensable”. Hacer ajustes al presupuesto es necesario para que haya orden y no se desgasten las finanzas del negocio. En los primeros años la empresa se está fortaleciendo, y no resiste grandes sumas asignadas para el presupuesto familiar. El alto porcentaje de emprendimientos que mueren en los primeros 2 años se debe entre otras razones, al mal uso que hacen los propietarios de los de los ingresos que generan las ventas.

3- Elaborar un Presupuesto de la empresa completo

Aunque es más fácil identificar los rubros de costos y gastos en el presupuesto de la empresa, en ésta también suelen haber omisiones cómo por ejemplo: pago de impuestos, servicios ocasionales, mantenimiento, (sistema eléctrico, techos, equipos, etc.). Al igual que con el presupuesto familiar, es necesario eliminar los costos/gastos que no son indispensables para la operación del negocio. Tener claridad de los costos en que incurre la empresa es vital para la sobrevivencia.

Recordemos que la empresa genera utilidad en la medida que cumple con sus objetivos de ventas y cubre los costos/ gastos del presupuesto. IMPORTANTE señalar que para que un negocio sea rentable se requiere de:

  • Incrementar las ventas para recibir más dinero
  • Reducir los gastos y costos para incrementar la utilidad

4- Visión de Sostenimiento vrs. corto plazo

Tomar el tiempo para definir una visión, trazar objetivos, fijar metas, quizá sea una tarea que se dilata, que se deja para después. Cada día la experiencia nos indica que el resultado de ser como el avestruz “meter la cabeza en la tierra” mientras acontece todo a nuestro alrededor, trae consecuencias, pérdidas y caos en la empresa.

Realizar cada año un análisis del cambio en el comportamiento de tu cliente y la competencia,  y un análisis de la empresa, dará luces para definir objetivos, medibles, específicos, retadores y alcanzables. El éxito requiere tiempo y buenas decisiones. No se debe gastar más de lo que el presupuesto permite, tanto en la empresa como en el hogar.

Comparando las ventas esperadas contra los gastos estimados, las empresas determinan su flujo de efectivo, lo que les permite conocer si el dinero que recibirán será suficiente para, cubrir los compromisos que la empresa ya ha adquirido, así como los que tiene pensado comprometer a lo largo del tiempo, incluyendo el pago de salario para el propietario y las utilidades que dejará a su disposición.

PERSPECTIVAS ECONOMICAS PARA LA MYPE 2021

PERSPECTIVAS ECONOMICAS PARA LA MYPE 2021

Perspectiva moderadamente optimista para el sector, si la dinámica actual continua

La economía salvadoreña tuvo sus momentos más difíciles entre mayo y junio de 2020, logrando a la fecha, contra todo pronóstico, recuperarse más rápido de lo previsto.

Entre los sectores que han liderado este rebote está la Mype, la cual se conoce por su alto grado de informalidad, por encima del 90%, dando ocupación a 2 millones de salvadoreños.

Para el año 2021, aunque por la coyuntura electoral, se anticipa un primer semestre incierto, Observatorio Mype estima que una vez pasada esta fase, y en un contexto de mayor control de la Pandemia, el año 2021 registrará un repunte de la actividad de la Mype mejor que el registrado durante el 2020, impulsado principalmente por los siguientes factores:

  • Incremento de las remesas familiares
  • Una recuperación de la actividad económica más rápido de lo previsto
  • Escenario de riesgo muy bajo de tipo político.
  • Las expectativas optimistas de los empresarios de la Mype, especialmente en los sectores de Comercio, Servicios y Producción que constituyen más del 70% de los empresarios de la economía informal.
  • Una mayor demanda local, por los problemas que se preven en las cadenas de suministro internacional.

INCREMENTO DE LAS REMESAS

Según datos de la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples 2019, más del 24% de los hogares salvadoreños, equivalente a más de 1,600,000 personas, reciben remesas familiares, ingreso que es utilizado en un 96% para gastos de consumo.

Las remesas tuvieron una recuperación muy acelerada a partir del mes de junio, lo que ha permitido que, pese a la Pandemia, se registre un crecimiento del 3.5% acumulado anual a septiembre 2020. Analistas predicen, que el crecimiento será por encima del registrado en el 2019 si la tendencia continúa, que fue del 4.5% de crecimiento.

El anuncio reciente del gobierno de Trump de prolongar el Estatus de Protección Temporal (TPS) y el cambio de gobierno a una administración demócrata, permite predecir de forma razonable  que habrá mayor apertura y menos presiones sobre la población emigrante, y que el tema de la normalización del estatus de la mayoría de la población migrante podría avanzar, y que no hay razones para pensar que el flujo de remesas disminuya, especialmente cuando la población local demanda mayor ayuda de sus familiares en USA en mejor situación

Según la imagen anterior, en el momento de mayor impacto de la pandemia en nuestro país las remesas tuvieron una caída en su tasa de crecimiento de hasta -11.6% de enero a mayo 2020 con respecto al mismo período del año anterior, llegando algunos organismos especializados ante este resultado incluso a pronosticar caídas superiores al 20% en el flujo de remesas para el presente año.

Al cierre de noviembre se muestra un crecimiento del 3.5%, lo cual indica que se ha recuperado el ritmo de crecimiento contra todo pronóstico en un 130%, con altas probabilidades de superar al cierre del año 2020 la tasa de crecimiento del 4.8% del año pasado.

DINAMISMO DE LOS SECTORES ECONÓMICOS 

En el siguiente gráfico se muestra como al Segundo Trimestre del 2020, las mypes de todos los sectores económicos (esferas color rojo) hacían una ponderación pesimista de la economía, calificando el momento no apto para la inversión ni aumento en la producción, dado que suponían un decrecimiento de la demanda de sus servcios y productos.

Para el cierre de Septiembre 2020, con la reciente apertura de la economía esa ponderación mejora en todos los sectores económicos pasando a un sentido Neutral y ligeramente optimista. Es un movimiento de punto de inflexión importante hacia arriba.

Como se mencionó anteriormente, el 96% del flujo de remesas familiares es utilizado para necesidades de consumo, dinero que es inyectado directamente a la economía libre de especulaciones y concentración de ingresos, convirtiéndose en un fuerte dinamizador de los sectores económicos, entre ellos sin duda la Mype.

Este dinamismo también puede advertirse con el comportamiento del Índice de Valor Agregado Mensual, que tiene como principal objetivo señalar la trayectoria interanual de la actividad productiva, y de esa forma proporcionar señales a los agentes económicos sobre la tendencia-ciclo de la actividad económica y sus cambios.

El comportamiento mensual del IVAE para aquellos sectores que tienen mayor vinculación con el sector informal, tanto por la actividad de intercambio comercial como por el aporte al empleo informal. En particular, los sectores Construcción, Comercio, Transporte e Industria, registran una reactivación rebote acelerada impactando positivamente en la Mype.

Después de tener un período con tasas negativas de crecimiento mensual superiores al 20% entre marzo y mayo 2020, pasado ese tiempo, han sabido recuperarse y encontrar comportamientos sostenidos de crecimiento en adelante, pudiendo lograr al cierre del ejercicio 2020 alcanzar los mismos resultados de antes de la pandemia.

Menor impacto ha sido el que se refleja en el sector agropecuario, en el cual ha existido un comportamiento constante del indicador sin mayores retos planteados por la pandemia, teniendo de enero a septiembre 2020, en promedio mensual un crecimiento de 0.0%.

En el Sector financiero se visualiza un comportamiento estable. Analizar su comportamiento es importante. dado que, las mypes no lograran apalancar su sostenibilidad y desarrollo si su principal proveedor de recursos financieros enfrentara una situación crítica. Este sector posee la disponibilidad de fondos suficientes para seguir proporcionando a las Mypes los recursos financieros que necesiten en el reinicio, sostenibilidad y crecimiento de sus operaciones.

El único elemento que debe advertirse en cuanto al sector financiero es que deben incrementar sus esfuerzos innovadores para entender las nuevas necesidades y configuración de productos que la pandemia trajo consigo de cara a las nuevas formas de hacer negocio que han desarrollado las mypes en general.

Los sectores más afectados por la pandemia y que registran una reactivación lenta son los sectores de Turismo, Alojamiento y Educación.

El año 2021 permitirá poner a prueba toda la capacidad inventiva e innovadora que han desarrollado durante este año, para garantizar la continuidad de sus negocios.

MYPE TENDRÍA RIESGO POLÍTICO BAJO

Aunque a nivel de los principales agregados económicos, el primer semestre debido a las elecciones se vislumbra con altos niveles de incertidumbre que podrían impactar el dinamismo de la economía, las Mypes, por la naturaleza local y vecinal de la gran mayoría de sus operaciones, están menos expuestas a la dinámicas propias de sectores empresariales más formales, y/o con posiciones monopólicas en el mercado. Aún así, la prudencia de los agentes económicos y la incertidumbre de los resultados electorales permiten prever un primer semestre lento para la Mype, como ha ocurrido en el pasado.

Las perspectivas del segundo semestre, aclarada la situación fiscal, y ya en un escenario de mayor control de la Pandemia, permiten estimar un segundo semestre, en el que los sectores rezagados como el Turismo, Educación y Alojamiento, empiecen a registrar una mayor incremento en sus ventas, lo que unido a los factores ya mencionados, se prevé mejorará sustancialmente las perspectivas de la Mype, en general.

EMPRESARIOS DE LA MYPE TIENEN EXPECTATIVA POSITIVA DEL CIERRE DE AÑO

Abordados por el Observatorio Mype en septiembre 2020, 66.7% de quienes realizan actividades de Producción opinó que espera un entorno favorable para los negocios al cierre del presente año. El 66.3% del sector Comercio tuvo la misma opinión y un 63% de los pertenecientes a actividades de Servicios tuvo una opinión similar. Como puede notarse en el gráfico, más del 50% de los empresarios entrevistados de todos los sectores se encuentran con una sensación de optimismo en cuanto al clima de negocio de futuro.

La Expectativa mide la percepción de los MYPEs informales sobre como esperan que se comporte la economía y particularmente sus negocios en los próximos meses.

Hasta el momento, desde el mes de junio, ya por 7 meses consecutivos la Mype ha registrado una recuperación sostenida, por las siguientes razones:

  1. Capacidad de Adaptación ante las adversidades
  2. Espíritu emprendedor y optimismo que caracteriza a los empresarios mypes
  3. Su dinámica empresarial empujada por la supervivencia y no por el carácter especulativo de las finalidades de lucro.
  4. Disposición de fondos del sistema financiero para continuar acompañando sus necesidades de recursos financieros.
  5. Crecimiento constante de los flujos de remesas familiares
  6. Los planes de rehabilitación y continuidad de negocios impulsados por los empresarios formales que demandan de sus productos y servicios

A manera de conclusión, podemos deducir que la pandemia deja como factores positivos para encarar el año 2021, los siguientes aspectos:

  1. Orientación de mejora en los hábitos de consumo de la población, siendo más razonables que emotivos al momento del gasto.
  2. Incremento de productividad de las empresas, promovida por la necesidad de optimización de costos operativos y la digitalización.
  3. Mayor adopción de tecnologías y comunicaciones para fines empresariales, y nuevas oportunidades de desarrollo paras las Mypes.
  4. Mayor sentido de identificación con la adopción de herramientas para el manejo y mitigación de imprevistos (hábitos de ahorro, adquisición de seguros, decisiones de negocio con mayor razonamiento que emotividad, etc.)

En suma, Observatorio Mype estima que, mostrando una cierta diferencia con la dinámica de toda la economía, la Mype, dada la mejora del ambiente macroeconómico del segundo semestre 2020; la activación de todos los sectores de la economía al final del ejercicio; la creación de nuevas capacidades de resiliencia motivadas por la pandemia; el mayor control de la Pandemia en el año 2021, y el poco impacto del ambiente político en el dinamismo del sector, se puede estimar de forma razonable que las perspectivas del sector son moderadamente positivas, en un escenario de continuidad de la dinámica actual.

Redes Sociales: ¿Cuál es la más conveniente para mi Negocio?

Redes Sociales: ¿Cuál es la más conveniente para mi Negocio?

Hoy día las redes sociales se han vuelto el elemento más importante dentro de cualquier plan de mercadeo de una empresa. Pero por lo mismo, a muchas  Mypes les cuesta definir cuál es la que más se adecúa a su actividad comercial y en cuál deberían tener presencia para lograr incrementar su clientela y por ende sus ventas.

Si tiene dudas sobre el uso de las redes sociales y sigue preguntándose si es conveniente o no para su negocio, la siguiente información le puede ayudar a tomar la mejor decisión.

Tome en cuenta que en la actualidad la mayoría de las personas están interconectadas a través de las redes sociales y sus clientes, por lo tanto, esto quiere decir que hay una gran probabilidad de que sus clientes se encuentren navegando en alguna red social. En este sentido la mejor forma de incrementar su cartera de clientes es utilizando las redes sociales con las cuales incrementará significativamente su mensaje de marketing y podrá llegar a un mayor número de personas.

Ventajas al utilizar las redes sociales:

  • Incrementar su ventaja competitiva

En la actualidad muchas de las PYMES utilizan las redes sociales y es probable que su competencia también lo use. Por lo tanto, no puede quedarse atrás: puede suceder que su competencia aun no esté usando adecuadamente las redes sociales o simplemente no las está usando, por lo tanto, las redes sociales le proporcionarán una ventaja competitiva y le ayudarán a encontrar clientes que sus competidores aún no logran alcanzar.

  • Mejorar la comunicación con sus clientes

A través de las redes sociales la comunicación con los clientes es recíproca, es decir, no solo nosotros enviamos mensajes, sino que ellos nos envían simultáneamente. Por esta razón, es importante crear un contenido que atraiga el consumidor y generar una interacción con ellos. Al utilizar las redes sociales, el diseño y contenido debe generar un atractivo para los clientes y abrir la oportunidad de crear una comunidad de seguidores de su negocio. Utilizadas adecuadamente se convierten en medio para lograr que los consumidores sean fieles a su marca, así como continuar la relación después de la venta de los productos o servicios..

  • Reacción inmediata a las demandas de los clientes

Utilizar las redes sociales también le permite responder de manera muy rápida a las consultas y dudas de los consumidores. Cuando el cliente recibe una respuesta inmediata, le provoca la sensación que es importante y que se interesan por sus necesidades, por lo que en las redes sociales es clave reaccionar rápidamente a las solicitudes de sus clientes. Todo esto también tiene un posible riesgo, el cual es, que clientes mal atendidos manifiesten descontentos con su negocio. Por todo esto, es importante que nuestra reacción siempre tenga un enfoque de solución y satisfacción del cliente, eso fortalece la reputación de su negocio.

¿Qué red social debería utilizar?

Antes de decidir qué red social es la que mas conviene a mi negocio, es importante comprender que los resultados no se dan por fórmulas mágicas.  Es fundamental identificar cuál es la que más se adecúa a su negocio y sobre todo tomar en cuenta a qué tipo de público se quiere llegar. Es clave elegir la que mejor se complemente a sus objetivos. Aunque su utilización no es obligatoria sí es una gran ayuda para impulsar su negocio y darle mayor posicionamiento a su marca y sobre todo aprovechar las tendencias en ventas que en la actualidad en gran medida se realizan en línea.

El mercado digital ofrece diferentes redes sociales le recomendamos algunas que puede utilizar con mayor facilidad en su negocio.

FACEBOOK

Es una de las redes sociales más utilizadas y siempre está a la vanguardia.  Se debe a que cuenta con una gran cantidad de cuentas activas con una proporción similar entre hombres y mujeres de diversas edades, y es una red con la prácticamente todos estamos familiarizados.  Es ideal para dar a conocer su producto por primera vez. Se puede escribir tanto como se quiera por lo que también se debe ser hábil para captar la atención del público, y poder llegar a crear una relación con él.  Es importante ofrecer actualizaciones frecuentes y ajustadas a sus necesidades. Además esta red ofrece la posibilidad de vincular su página web directamente.

INSTAGRAM  

Al igual que Facebook, Instagram es una de las redes sociales más utilizada. Su poder se centra en la posibilidad de crear y publicar imágenes con mucho potencial visual de forma rápida y sencilla. En esta red las imágenes cobran especial importancia y tienen gran potencial de alcance para fortalecer la marca y acercarla a la audiencia.  Además permite obtener mayor conocimiento de los gustos y estilos de vida de sus usuarios, información que puede ser aprovechada por los empresarios para idear estrategias de mercadeo que sean atractivas para los consumidores.  Ofrece la posibilidad de facilitar datos estadísticos de cuántas personas han visto su producto y es capaz de generar rápidamente seguidores.

TWITTER 

funciona para negocios que no disponen el tiempo necesario para estar constantemente conectados pero que no quieren desconectarse de sus seguidores. Es la red en la que el potencial está en lo conciso y lo claro del mensaje, a la vez que puede integrar fotos y videos. Funciona perfectamente como fuente de información, permite conocer de forma rápida y eficaz las opiniones de sus seguidores y es una red sumamente participativa.

WHATSAPP

Más que una red, es una aplicación de mensajería que sirve para formar redes o grupos de personas a quienes el empresario puede vincular para comercializar sus productos, anunciarlos, recibir retroalimentación de éstos, programar fechas de venta o de entrega, y tiene gran potencial y versatilidad, al poder utilizarla para enviar mensajes de voz, de texto, videos, etc., requiriendo únicamente contar con los números de teléfono de los distintos clientes y usuarios. Es una aplicación que está a la mano y con la cual, de hecho, durante la época de cierres por la pandemia, muchos empresarios lograron enlazarse con sus clientes y vender sus productos.

Es importante saber elegir la que mejor se adapta a la actividad comercial del empresario, pero no hay duda que como toda estrategia de mercadeo, se deben planificar previamente las metas que se quieren obtener, definir con cuidado el contenido a publicar, y dar el seguimiento necesario de forma constante, sin el cual, será difícil conseguir los resultados esperados.

MYPES RECUPERAN EMPLEO MAS RAPIDO DE LO ESPERADO

MYPES RECUPERAN EMPLEO MAS RAPIDO DE LO ESPERADO

INTRODUCCIÓN

El sector informal de la economía, es uno de los más vulnerables, pero con mayor capacidad para sobreponerse a las crisis a lo largo del tiempo. Aunque las Mypes perdieron más empleos durante la Pandemia que el sector formal, los datos de un reciente sondeo realizado en noviembre parecen mostrar que la recuperación de empleos, ha sido dos veces más rápida que en el sector formal.

Con el presente informe el Observatorio Mype, presenta los principales hallazgos en torno a esa rápida recuperación y busca además explorar en qué medida  se podría haber dado una afectación en la calidad del empleo en los trabajadores del sector informal y cuáles son las perspectivas de estabilidad laboral para el futuro inmediato.

A continuación un resumen de los resultados de una encuesta sondeo realizada en una muestra representativa del sector Mype en todo el país.

1. ANTECEDENTES

El peso y crecimiento del sector formal e informal en los últimos tres años.

Pese a los ingentes esfuerzos de décadas, y el ensayo de las más diversas políticas, la incapacidad de nuestra economía de generar empleo formal, sigue siendo el asidero de un sector informal, que en el caso de El Salvador, sigue creciendo, representando uno de los más grandes, en términos relativos en toda América Latina,

La población ocupada en este sector, supera incrementos anuales del 2.5%, como puede verse en el siguiente cuadro, y sigue una tendencia, de mayores incrementos que el empleo formal. Esta situación, promueve, estimula y genera las condiciones para una serie de emprendimientos y desarrollo de micros y pequeñas empresas, muy dinámicas.

Nuestra economía no ha logrado encontrar la ecuación que le permita desarrollar capacidades para generar oportunidades de empleo formal a su población de rápido crecimiento. De allí la importancia que tiene el sector informal en la economía, al dar ocupación a 2 millones de personas, es decir 64.3% la Población Económicamente Activa.

Los datos anteriores, muestran que las Mypes informales son un actor clave en la economía. No sólo contribuyen con la reducción de la pobreza, sino que facilitan el intercambio comercial entre la población más vulnerable; suplen como proveedor de pequeña escala a la mediana y gran empresa; y en algunas ocasiones incluso al gobierno. Por ello, los economistas y gobierno son llamados a generar políticas que fortalezcan y proponer estímulos a sus actividades, con propuestas de carácter fiscal y aspectos específicos que aporten al desarrollo del sector, definiendo con claridad y transparencia los beneficios adicionales que traería migrar de la informalidad a la formalidad.

Las pérdidas de empleos formales

Según datos estadísticos publicados en noviembre 2020, por el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), entre febrero y junio del presente año se perdieron 71,884 empleos, es decir el 8.2% de un total de 881,258.

La gráfica anterior muestra que, hasta septiembre 2020, el sector formal ha recuperado el 24% de los empleos perdidos, equivalente 17,170. Un panorama muy esperanzador, tomando en cuenta que la reapertura económica fue en agosto.

2. LA REACTIVACIÓN DEL EMPLEO INFORMAL, HALLAZGOS DE UN SONDEO

 Según el estudio llevado a cabo por el Observatorio MYPE, de FUSAI, en agosto de 2020 el sector informal perdió hasta un 42% de empleos respecto a febrero del mismo año, como producto del confinamiento y el cierre de la economía.

Un nuevo sondeo realizado en noviembre de este año, encontró que en noviembre 2020, la economía informal recuperó el 53% de los empleos perdidos, como producto de la dinámica acelerada que caracteriza a este sector y su alta capacidad de adaptación a los diferentes ciclos económicos que enfrenta en un año.

El siguiente gráfico muestra cómo, en tres meses, del 42% de empleos perdidos se reduce a 19.7% equivalente a 248,100 puestos de trabajo recuperados.

Esa capacidad de adaptación se ve reflejada en la forma en que se estructura la ocupación laboral dentro de las Mypes.

El Observatorio MYPE, identificó las siguientes características que le dan un alto grado de flexibilidad laboral a las Mypes, y que le permiten adaptarse más rápido ante las crisis.

En resumen los resultados mostraron lo siguiente:

  • El 72% reciben un monto fijo de pago, el 18% por comisión en función de lo que vendan y el 9% por Obra realizada.
  • $344 es el pago promedio mensual que recibe un trabajador del sector informal, ingreso que producto de la crisis, se ha visto disminuido en un 6.4%. Es importante que este dato se refiere a una muestra principalmente urbana.
  • La jornada laboral diaria tiene un promedio de 8 horas, la cual no ha tenido modificación.
  • El 72% de los empleados son contratados de forma permanente, mientras que el resto son eventuales.
  • Sólo el 22% de los asalariados informales cuentan con contrato por escrito.
  • Respecto a la frecuencia de pago: el 40% reciben pago Semanal, el 28% quincenal, el 22% diario, el 8% Mensual y el resto por Obra.

El 18.2% de los encuestados manifestó que contratará más personal (vendedores y motoristas son los más demandados) en lo que resta del año y solo un 4.0% tiene previsto despedir personal, en su mayoría operativo.

3. CONCLUSIONES PRELIMINARES 

  • Según los datos del sondeo, a septiembre 2020 el sector formal de la economía recuperó el 24% de los empleos perdidos por la pandemia, mientras que el sector informal habría recuperado a noviembre del mismo año el 53%.
  • Quedan por recuperar un aproximado de 220,000 empleos perdidos en el sector informal.
  • Los montos de salario de los trabajadores del sector informal no se han visto afectados, sustancialmente, aunque han disminuido según el sondeo en un 7%, aproximadamente.
  • La calidad del empleo en el sector informal mantiene sus características previas a la pandemia. Los montos salariales se mantienen, también las horas de trabajo diarias, los mecanismos de contratación de personal, así como las frecuencias y formas de pago.
  • A medida que avanza el tiempo un grupo de empresarios tienen una expectativa de aumentar la inversión en personal. Así lo aseguró el 18% de los encuestados.

FICHA TÉCNICA:

  • 380 micro y pequeños empresarios informales que generan empleo, encuestados.
  • 128 empleados del sector informal, encuestados.
  • 14 departamentos del país.
  • Sector Comercio, Producción, Servicio Agropecuario y Transporte.
  • Segmentos de Microempresa y Pequeña Empresa Informal.
  • Encuesta electrónica distribuida y procesada del 25 al 30 de noviembre de 2020.

SEGUNDO INFORME ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE

SEGUNDO INFORME ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE

Micro y Pequeños Empresarios no formales recuperan confianza en la economía.

Impulsados por una modesta mejora del III Trimestre y una amplia expectativa para el IV Trimestre 2020.

La percepción de los empresarios de la Micro y Pequeña Empresa no formal de El Salvador sobre la situación económica de sus unidades de negocio, mejoró un 29.8% durante el III Trimestre del año 2020, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Trimestral Dinámica MYPE de Opinión Empresarial.

Los Empresarios MYPEs, al igual que los empresarios formales, toman decisiones sobre su negocio teniendo en cuenta el contexto a lo largo del tiempo. El índice de confianza empresarial sintetiza las valoraciones actuales y futuras que los empresarios hacen respecto a sus empresas en cuanto a tendencia en volumen de ventas, inversión, empleo generado y nivel de precios de los productos. Esta interpretación, que remite a un determinado grado de confianza, describe la posición ante dos escenarios, positivo o pesimista.

Las expectativas de los empresarios son determinantes para sus decisiones en cuanto a inversión, empleo, precios, etc. A su vez, estas tienen un elevado nivel de influencia sobre el crecimiento económico del país.

Los indicadores que sirven de referencia para evaluar este dato de confianza empresarial se llevan a cabo de forma trimestral.

A continuación, se presentan los resultados del estudio correspondiente al III Trimestre 2020.

Figura 1

Índice de Confianza Empresarial MYPE

El Índice de Confianza Empresarial (fig.1), para el III Trimestre 2020, se recupera en un 29.8%, impulsado por la expectativa que tienen los MYPEs no formales para el IV Trimestre y una recuperación moderada respecto al II Trimestre del año. Este indicador tiene como base el 100%. Por debajo de este número significa que la valoración es negativa, mientras que, por encima, que es positiva.

El indicador de Situación Actual (fig.1-1), mide la diferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto a la marcha de sus empresas en comparación con los dos últimos trimestres. Este indicador oscila entre – 100% (si todas las opiniones son desfavorables) y +100% (si todas son favorables).

Aun cuando siguen siendo desfavorables, los resultados arrojan una mejora significativa en cuanto a la valoración que hacen los empresarios sobre la marcha de sus empresas del III Trimestre, respecto al II, pasando de -72.9% de opiniones desfavorables por sobre las favorables a un -28.7%.

Al igual que el Indicador de Situación, el de Expectativa (fig.1-2) oscila entre -100% y +100%, sintetizando las opiniones favorables y desfavorables respecto a cómo esperan los empresarios que marchen sus negocios en el trimestre que comienza, con relación al que finaliza (para este estudio: Trimestre IV respecto al III del año 2020). Al cierre de septiembre 2020, en el indicador de Expectativa un 56.9% de empresarios esperan un cierre de año mejor que el trimestre que recién termina, muy por encima de los que consideran un último trimestre desfavorable.

Figura 2.

Situación y Expectativa por Segmento (1)

Como puede verse en la figura 2, el Segmento de Acumulación Ampliada, según el indicador de Situación Actual para el Trimestre III ha logrado mantenerse igual que el Trimestre II logrando un resultado de -4.8%. Por el contrario, el segmento de Subsistencia es el que más dificultades está teniendo para recuperarse, con un indicador de -45.7%.

En cuanto a Expectativa es el segmento de Pequeña Empresa el que mejor se proyecta para el IV Trimestre 2020, con un índice de +62.9%.

Retomando la figura 1, el Índice de Ventas (fig.1-3) indica al cierre del trimestre que tanto valoran los empresarios como el momento adecuado para impulsar las ventas. Los empresarios valoran positivo el momento para retomar la comercialización de sus productos al cierre del III Trimestre 2020, teniendo un resultado de 122.82%, respecto a una base de 100%.

Al igual que el indicador anterior, el de Inversión (fig.1-4) denota si el momento es adecuado para invertir en el negocio o no. Con un 97.8%, respecto a 100%, los empresarios opinan que no es momento para hacer inversiones adicionales en sus empresas.

En cuanto al Empleo (fig.1-5), con un indicador del 92.22%, los empresarios encuestados opinan que el momento no es adecuado para generar de empleo. Por tanto, puede leerse que para el III Trimestre la MYPE no formal ha continuado perdiendo fuentes de trabajo.

El último indicador, Índice de Precios (fig.1-6), refleja qué tanto los empresarios consideran los precios de sus productos como favorables o desfavorables para el crecimiento de sus empresas. Con un indicador del 94.8% se reporta que los precios de los productos no promueven el crecimiento de sus empresas.

Figura 3.

Índice de Confianza Empresarial por Sector Económico

La figura 3, refleja que todos los sectores económicos MYPEs no formales han recuperado la confianza en la buena marcha de sus empresas, siendo el mejor posicionado el Sector de Producción con un índice de 162.8%, seguido de Servicios con 133.5% y Transporte con 130.6%.

 Figura 4.

Situación y Expectativa por Sector Económico

En la figura 4, se explica cómo el sector Producción pasa de ser el que tenía el indicador de Situación más pesimista -84.6% en el II Trimestre a convertirse en el menos desfavorable -20.8% para el III Trimestre, y de una expectativa de -84.6%, pasa a ser el que más confía en que en el IV Trimestre los negocios marchen por buen camino, con un indicador de +62.5%.

En esta gráfica, los empresarios que opinaron esperar un III Trimestre Favorable superaron en +26.2% a los que contestaron esperar un III Trimestre Desfavorable. Por tanto, la Expectativa era Positiva al cierre del Trimestre II en el Sector Comercio, que contrasta al ver el resultado de Situación del III Trimestre. En conclusión, se puede inferir que aun cuando el Sector Comercio tenía una expectativa favorable para el III Trimestre, al final no logró lo esperado, superando en un 24.31% los empresarios con una situación Desfavorable, respecto a los que opinaron que sus resultados fueron Favorables en el III Trimestre.

Figura 5.

% de respuestas de los MYPEs sobre elementos que Inhiben sus negocios

En la figura 5, se presentan los factores que los micro y pequeños empresarios no formales opinan que han inhibido el desempeño favorable de sus negocios.

Por segundo trimestre consecutivo, son las Dificultades financieras las que más les afectan, siendo más relevante en este último trimestre, reflejando un 28% de empresarios que opinaron verse comprometidos por esta situación.

Otro factor que toma relevancia es el Aumento de Competencia (de 6.1% pasa a 17.89% en el Tercer Trimestre) contrastado con un mayor impacto por disminución de demanda que pasa de 11.1% en el II Trimestre a un 20.6% en el III Trimestre. Es decir, al cierre de septiembre 2020, los MYPEs han visto caer su demanda como resultado de una mayor competencia.

(1)Conceptualización de los segmentos de la MYPE según sus ingresos brutos:

Microempresa de subsistencia: Unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por US$ 14,400.

Microempresa de Acumulación Simple: Unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por US$ 50,000.

Microempresa de Acumulación Ampliada: Unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por US$ 100,000.

Pequeña Empresa: Unidades económicas que tienen la capacidad de generar ingresos brutos anuales hasta por US$ 1,000,000.

Ficha Técnica de investigación

Metodología: (a), 443 empresarios de la Micro y Pequeña Empresa no formal; (b), Todo el País;  (c), Margen de Error: 5% y nivel de confianza del 95%; (d), Sujeto Encuestado: Propietarios de empresas; (e), Envío de acceso a formulario vía web; (f), Procesamiento de la información: Las encuestas son codificadas e ingresadas a una base de datos que se depura controlando inconsistencias; (g), Espacio Temporal: última semana de Septiembre 2020. La información se procesa mediante un programa informático de tratamiento de información.


DESCARGAR PDF

INFORME TRIMESTRAL ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE

INFORME TRIMESTRAL ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE

LA DINÁMICA EMPRESARIAL EN LOS SEGMENTOS DE LA MICRO Y PEQUEÑA EMPRESA
Dirijas una multinacional o una MYPE, tu opinión cuenta lo mismo.

MARCO CONCEPTUAL.

Al igual que la Mediana y Gran Empresa, los segmentos de las Micros y Pequeña Empresa (MYPEs) tienen su propio ritmo, apuestas y lógica de comportamiento dentro de un mercado competitivo.

Para una mayor profundidad de estudio, la Microempresa se subdivide según sus ingresos brutos en:

  1. MARCO CONCEPTUAL.

Al igual que la Mediana y Gran Empresa, los segmentos de las Micros y Pequeña Empresa (MYPEs) tienen su propio ritmo, apuestas y lógica de comportamiento dentro de un mercado competitivo.

Para una mayor profundidad de estudio, la Microempresa se subdivide según sus ingresos brutos en:

Definiremos a las Pequeñas Empresas, como las unidades económicas que tienen la capacidad de generar ingresos brutos anuales hasta por $1,000,000.

Con este informe se abre la puerta para incursionar en una serie de publicaciones futuras en las cuales se explorará trimestralmente la expectativa que tienen los empresarios de la Micro y Pequeña Empresa sobre la situación económica del país y de sus negocios.

Se adopta como base metodológica la del Instituto Nacional de Estadísticas de España[1]. Un elemento clave será el Índice de Confianza Empresarial que mide la confianza de los empresarios MYPEs pertenecientes a los distintos sectores de la economía de nuestro país: Agropecuario, Comercio, Producción, Servicios y Transporte entre Otros, analizando

La evolución y proyección de cada uno de ellos, por lo tanto, puede usarse para anticipar la evolución de la economía.

El objetivo de este índice es conocer la visión que tienen los empresarios de la MYPE sobre la situación y expectativas de su negocio, por lo que, en suma, sirve para sintetizar la opinión de los mismos sobre la situación económica del país, como también, para identificar áreas que requieren de políticas y medidas de atención por parte del gobierno, las instituciones financieras y técnicas que apoyan a las MYPEs.

Este indicador es muy importante para el crecimiento económico del país, ya que según las expectativas los empresarios MYPEs toman una decisión u otra, ante 3 escenarios posibles:

[1] https://www.ine.es/metodologia/t37/t3730199.pdf/

  • Optimista: Cuando creen que la economía va a presentar un crecimiento positivo en los próximos meses y ven rentable la inversión.
  • Neutral: No advierten cambios significativos en la economía.
  • Pesimista: No es momento para la inversión y aumento en la producción, dado que suponen habrá un decrecimiento económico.

Los datos se obtienen de las encuestas realizadas a empresarios MYPEs de todo el país respecto a la marcha de su negocio en el trimestre pasado y sobre sus expectativas para el trimestre entrante. Algunos aspectos que deberán responder son: ventas, empleo, inversión y precios de venta.

Se invita a consultar el anexo 1, el cual contiene una descripción metodológica con mayor detalle.

  1. RESULTADO BASE DE PARTIDA PARA EL INDICE DE CONFIANZA EMPRESARIAL

El presente estudio, es la base de partida sobre la cual se marcará la tendencia trimestral que defina la Dinámica Empresarial del Segmento MYPE en El Salvador. Fue realizado durante la última semana del mes de junio 2020 a una muestra estratificada por Segmento de Mercado mediante selección aleatoria a nivel de todo El Salvador.

Confianza Empresarial de la MYPE en El Salvador para el II Trimestre del año 2020.

El segundo trimestre del año 2020 se ha caracterizado por las restricciones de circulación dadas a la población ante la inexistencia de tratamientos y vacunas para enfrentar el COVID-19, afectando directamente la actividad productiva y en diferente medida a los segmentos y sectores económicos. Las MYPEs han sido de los segmentos más afectados según el Censo de Prestatarios realizado por SAC Integral S.A. durante el mes de abril 2020, lo cual se confirma con la valoración Pesimista de la Confianza Empresarial externada por los empresarios.

El ambiente negativo en Confianza de los Empresarios es resultado de la marcha que han tenido sus empresas en el período de abril a junio del presente año combinado a la Expectativa Económica de sus negocios con calificativo Neutral, sinónimo de Incertidumbre, que prevén para el trimestre que se avecina (julio a septiembre).

En la siguiente figura, se puede apreciar el comportamiento que han tenido y tendrán de un trimestre a otro el volumen de ventas, nivel de empleo, nivel de inversión y la variación de precios de las mercancías. A la izquierda de la figura se encuentran los resultados del Trimestre que termina en comparación con el período anterior y al lado derecho se encuentra la percepción que tienen los empresarios sobre el trimestre que comienza respecto al que finaliza.

Situación Actual y Expectativa Económica de la MYPE en El Salvador

Estos indicadores de percepción reflejan la diferencia entre respuestas Favorables y Desfavorables, pueden oscilar entre -100 (todos tienen una percepción negativa) y + 100 (todos tienen una percepción positiva). Si el resultado es positivo, la valoración tiene empresarios con más opiniones favorables que pesimistas.

  1. Volumen de Ventas. A nivel general las ventas realizadas en el Trimestre 2020 fue inferior a los resultados obtenidos en el Trimestre I del mismo año. De cada 100 empresarios encuestados, para 76 el segundo Trimestre fue Peor que el anterior; 24 tuvieron Mejores volúmenes de Venta que el Trimestre I. A nivel general, respecto a este indicador consideran que el comportamiento de Ventas para el nuevo Trimestre será igual que el que termina.
  2. La situación del empleo en los segmentos MYPEs, está marcada por una pérdida de ocupación, la cual se espera mantenga la misma tendencia para el tercer trimestre del año. 73 empresarios de cada 100 manifestaron contar con menos personas ocupadas en sus negocios, contra 27 que respondieron contar con más personal. La expectativa para el Tercer Trimestre es mantenerse con el personal que posee dado el nivel de incertidumbre que perciben en cuanto al dinamismo económico.
  3. Nivel de Inversión. 62 de cada 100 empresarios reportan una menor inversión en mercadería, maquinaria y equipo durante el segundo trimestre, esperando un nuevo período con un comportamiento similar.
  1. Variación de Precios. Tanto en la situación actual como el trimestre que se avecina, los empresarios MYPEs manifiestan que habrá estabilidad en los precios de los productos que comercializan.

Figura 3.

Confianza de los Empresarios por Segmento de Mercado

Con base a la figura 3, se puede observar que los resultados empresariales al cierre del Segundo Trimestre, los cuatro segmentos de mercado que conforman la MYPE coinciden en una visión sobre la dinámica empresarial Desfavorable. La cual se vuelve más crítica en la base de la pirámide con un indicador de -43.4 para Microempresa de Subsistencia. Nótese a Microempresa de Acumulación Ampliada con indicador de -26.9, aunque siempre con una Confianza Empresarial Pesimista, puede calificarse como el segmento mejor preparado o con mayor capacidad de adaptación para enfrentar la crisis generada por el COVID-19.

Confianza de los Empresarios por Sector Económico

Al evaluar la Confianza de los empresarios MYPEs por Sector Económico, también existe un sentido Pesimista, siendo Comercio el de menor impacto con indicador de -26.5, seguido de Servicios con -31.7. Las actividades dedicadas a la Producción han sido las de mayor dificultad con -66.8 de resultado.

En la figura 5, se puede apreciar Cómo el Sector de Producción muestra un nivel de Confianza Empresarial sin Variaciones al cierre del Segundo Trimestre 2020 en el caso de Pequeña Empresa; sin embargo, para la Microempresa de Acumulación Ampliada ha sido el sector económico de mayor retroceso.

Figura 5.

Confianza de los Empresarios por Sector Económico de Acumulación Ampliada y Pequeña Empresa

Small Enterprise

Expanded Accumulation

Otros resultados importantes que arroja el estudio son los factores que dificultan la buena marcha de los negocios MYPEs, con un 39.28% de los encuestados que manifestaron verse inhabilitados por dificultades financieras para apalancar sus empresas. Un segundo elemento es la escasez de mercadería con un 26.86% y las disposiciones municipales y de gobierno central para contener la pandemia con un 22.35% de los encuestados.

Como conclusión se puede enunciar que la Confianza de los empresarios MYPEs para el Segundo Trimestre de 2020 es Pesimista, indistintamente del Segmento de Mercado al cual pertenezca la MYPE o el Sector Económico donde se desempeñe. Sin visualizarse para el futuro inmediato un cambio en el comportamiento de Incertidumbre.

ANEXO 1.

METODOLOGÍA PARA EL CÁLCULO DE INDICES DE CONFIANZA EMPRESARIAL EN LA MICRO Y PEQUEÑA EMPRESA DE EL SALVADOR

Ámbitos de la encuesta

  1. Ámbito poblacional

La población objeto de estudio está formada por todos los micro y pequeños empresarios pertenecientes al sector informal de las diferentes actividades económicas. Dadas las características de las variables que se recogen, los informantes deben ser los propietarios o gestores de los establecimientos, puesto que son ellos quienes tienen una percepción global de la marcha del negocio y de la evolución de las variables para las que se solicita información.

  1. Ámbito Territorial

Las unidades de análisis se encuentran ubicadas en todo el territorio del país.

  • Ámbito Temporal

Estos indicadores estadísticos se realizan trimestralmente. La fase de levantamiento de información dura una semana e incluye el final de un trimestre y el inicio del siguiente. Se pregunta sobre la evolución del trimestre que finaliza y sus expectativas para el trimestre que comienza. De este modo, en cada periodo se obtiene información referente a dos trimestres diferentes: el que finaliza y el entrante.  Ante esta doble alusión temporal se asignan los resultados publicados al trimestre entrante. A modo de ejemplo, en la primera encuesta que se realizará en las dos primeras semanas de junio 2020, se preguntará sobre la percepción de la evolución de la actividad del establecimiento en el segundo trimestre de este año (trimestre que acaba) y sobre sus expectativas para el segundo trimestre. En la publicación   de   los   resultados   dicha información se encontrará en el tercer trimestre como periodo de referencia.

  1. Definiciones

                                    En el cuestionario hacer referencia a:

  • Expectativas

Se pregunta información sobre la tendencia que esperan los propietarios respecto a la evolución de sus negocios durante el trimestre entrante. Las variables para preguntar son:

  • marcha del negocio en general,
  • personal ocupado en el establecimiento,
  • inversión para realizar y
  • nivel de precios.
  1. Situación

Se pregunta información sobre la tendencia seguida por su negocio en el trimestre que acaba de finalizar. Las variables de pregunta son las mismas que se emplean para medir las expectativas

  1. Inhibidores de la Actividad del Negocio

Se pide opinión sobre los factores que los Mypes creen que limitan la actividad del negocio. Las opciones pueden ser:

  • baja demanda,
  • escasez de mercadería
  • dificultades financieras,
  • aumento de la competencia,
  • restricciones municipales y de gobierno,
  • situaciones familiares o personales que requieren su atención,
  • Diseño de la Muestra

La muestra es de 384 micro y pequeños empresarios a entrevistar, la cual se ha dividido mediante muestreo estratificado con base a estimaciones de participación de cada segmento en el universo de Mypes informales de El Salvador.

Nro Empresas

Segmento

Participación

Nro. Encuestas

Entidad

415,150

Microempresa de Subsistencia

49.11%

189

FUSAI

282,498

Microempresa de Acumulación Simple

33.42%

128

FUSAI

102,727

Microempresa de Acumulación Ampliada

12.15%

47

INTEGRAL

44,972

Pequeña Empresa

5.32%

20

INTEGRAL

845,347

Total, MYPES

100.00%

384

 

  1. Cuestionario

Tomando en cuenta que la población objetiva es poco probable que lleve registros por escrito y en los casos que tienen esta práctica son a nivel detallado lo cual dificulta extraer información cuantitativa precisa y sin sesgo, se recomienda apelar al buen dominio mental que tienen del desempeño de sus negocios en el tiempo y realizar preguntas de índole cuantitativo con fácil comprensión para la respuesta de los diferentes estratos a estudiar. El cuestionario propuesto es:

  1. ¿Cómo califica la marcha de su negocio?
  2. Para el trimestre que está finalizando (abril a junio 2020)
  3. Para el trimestre que está por llegar (julio a septiembre 2020)

Opciones de respuesta para cada literal: Favorable, Normal o Desfavorable. Solo se debe permitir elegir una.

  1. Al comparar el trimestre que finaliza (abril a junio 2020) con el período anterior (enero a marzo 2020), ¿Cómo valora la tendencia de las siguientes variables en su negocio?
  2. Ventas realizadas
  3. Número de personas ocupadas en su negocio (incluyéndose usted)
  4. Compra de mercadería y activo fijo
  5. Precios de mercadería

Opciones de respuesta para cada literal: Aumentó, Fue igual, Disminuyó. Solo se debe permitir elegir una

  1. Para las siguientes variables ¿Cómo espera que sea el trimestre que va a comenzar (julio a septiembre 2020) en comparación con el que termina (abril a junio 2020)?
  2. Ventas que espera realizar
  3. Número de personas que estarán ocupadas en su negocio (incluyéndose usted)
  4. Mercadería y activo fijo que espera comprar
  5. Precios de mercadería

Opciones de respuesta para cada literal: Aumentará, Será igual, Disminuirá. Solo se debe permitir elegir una

  1. ¿Qué factores cree usted que limitan la actividad o buena marcha de su negocio?

Seleccione los que considere relevantes:

  1. Disminución de la demanda
  2. Mercadería escasa para comprar
  3. dificultades financieras
  4. aumento de la competencia
  5. disposiciones municipales y de gobierno para operar
  6. situaciones familiares o personales que requieren su atención
  7.  

Opciones de respuesta deben ser para el trimestre que termina y para el que se viene.

  1. Adicionar preguntas cerradas de identificación que pueden ser orientadas a: Actividad económica que realiza, departamento y municipio donde realiza la actividad, rango de edad, rango de ventas mensuales, rango de número de personas que dependen económicamente, etc.
  2. Definición y Cálculo de Indicadores
  • Índice de Percepción de la Situación Económica Actual. Refleja la diferencia entre respuestas favorables y desfavorables relativas al trimestre que acaba. Este puede oscilar entre -100 (todos tienen una percepción negativa) y + 100 (todos tienen una percepción positiva). Si el resultado es positivo, la valoración del trimestre que finaliza tiene más opiniones favorables.
  • Índice de Expectativa. Se mide al igual que el Índice de Percepción de la Situación Actual. Si el resultado es positivo, significa que los optimistas superan a los pesimistas respecto a cómo marcharán los negocios en el próximo trimestre.
  • Índice de Confianza Empresarial.

Se construye a partir de una media geométrica normalizada entre el Índice de Situación y el de Expectativa.

Confianza Empresarial =

            La Confianza Empresarial puede fluctuar entre -100 y +100.

            A partir de aquí calculamos el índice cuya base es este primer trimestre que tendremos, es decir, este primer ejercicio el índice será +100. Para el segundo ejercicio que realicemos el cálculo del Índice de Confianza Empresarial será 


[download id=»9861″]



DESCARGAR PDF

Suscríbete