Tras la Compleja reactivación de la MYPE. La Pandemia está incrementando el ya complejo, amplio, segmentado y dinámico sector informal

Breve esbozo: Sector amplio, segmentado y con débil acceso al conocimiento

Según los más recientes estudios, 7 de cada 10 personas en edad de trabajar, obtienen sus ingresos de una amplia variedad de emprendimientos, empresas y formas de trabajo informal. Cientos de decenas de actividades económicas están comprendidas en este sector, que en pequeña escala, incluye alrededor de un 50% actividades comerciales de diversa índole.

La diversidad del sector es muy grande.

Al menos se pueden mencionar 4 subsegmentos, con características muy diferenciadas y necesidades específicas. En general, los investigadores están de acuerdo en que se pueden identificar: un segmento mayoritario de empresarios de subsistencia que corresponde casi al 50%; otro casi tan numeroso de empresarios de acumulación  -una parte de los cuales puede financiar sus propias inversiones y genera excedentes de forma acelerada-, que es particularmente dinámico; y, finalmente, un segmento menor de pequeñas empresas pero con mucho impacto en la generación de los empleos del sector.

Los segmentos de acumulación y pequeña empresa según algunos estudios, generan aproximadamente un millón de empleos informales, que laboran jornadas de  trabajo diversas, algunas veces excesivas o incompletas y muchas veces sin horarios estables.

Fuente: área de Investigaciones, SAC Integral

Las MYPES activas formales reportadas en los censos llegan apenas a los 20,000 aproximadamente, y no representan más del 3% de las unidades económicas existentes.

La pandemia solo en el mes de abril precipitó el despido o suspensión de 61,000 trabajadores formales, esfumando en un mes la generación de empleos formales de casi 3 años. Como resultado, se puede observar un crecimiento aún mayor del sector informal, que ya en los últimos años venía creciendo entre 4 y 5 veces más rápido que el sector formal.

Débil acceso a la formación especializada y universitaria

Aunque casi el 50% de los  empresarios de los segmentos de acumulación, pequeña empresa y asalariados informales, han logrado cursar la educación de bachillerato, su nivel de acceso a los estudios superiores y técnicos es todavía muy limitado. Sólo el segmento de pequeña empresa registra un 10% de acceso a la educación universitaria. En el resto de subsegmentos el nivel de acceso es muy bajo.

El débil acceso a la formación técnica y universitaria limita muchas veces la adopción de estándares de calidad en las áreas de producción, comerciales y de servicio, así como la adopción de prácticas de gestión modernas dentro de sus empresas, que limitan grandemente su potencial de desarrollo y crecimiento.

De este somero resumen de la composición del sector se pueden identificar tres grandes categorías, sobre las cuales se pueden organizar los programas de apoyo integral:

a) Un nivel básico, para las empresas de subsistencia;

b) un nivel intermedio para los empresarios con niveles promedio de formación a nivel de bachillerato;

y,c) un nivel superior, para los empresarios de las pequeñas con diversos niveles de acceso a los estudios universitarios;

El nivel educativo y acceso al conocimiento es un factor importante a tomar en cuenta para el diseño el tipo de programas efectivos de apoyo al sector, que por lo menos debería distinguir diversos formas de apoyo, considerando estas tres formas de clasificación.

Los efectos de la Pandemia en el sector MYPE han sido graves. Se calcula que sus ventas promedio disminuyeron en los 3 meses de cuarentena en al menos un 80%. Reactivar el sector es esencial, para evitar una hambruna generalizada, especialmente en el sector de subsistencia, que es el más vulnerable.

Dada el amplio tamaño, composición diversa del sector MYPE y de su crítica situación, se pueden extraer algunas conclusiones a ser tomadas en la formulación de cualquier política de reactivación:

1. Más recursos financieros

Si bien en el Plan de Reactivación del Gobierno, la MYPE es el centro (lo cual es un gran avance), los recursos de crédito destinados para la MYPE informal son apenas de $ 100 millones. Esta cifra es insuficiente, sí se considera  su contribución al empleo nacional y el tamaño económico del sector, que se puede estimar en 2 mil millones de dólares.

2. Coordinación con financieras

Las condiciones de acceso a la formación técnica y universitaria y educación básica sector siguen siendo muy limitadas, por lo que se requiere de un sólido acompañamiento técnico y de asesoría, a fin de que puedan adaptar sus actividades a la nueva realidad creada por la Pandemia. Las instituciones que provean este apoyo a nivel gubernamental, lo deben hacer de la mano de las instituciones financieras, de lo contrario puede haber un enfoque contradictorio y contraproducente sobre las necesidades, creando a veces, expectativas falsas de financiamiento, entre otros problemas.

3. Asesoría diferenciada

La segmentación de la Mype requiere programas de apoyo financiero y no financiero, adaptados a las necesidades de cada segmento.  Dada la inviacbilidad de que este know how pueda proveerse a nivel de las instituciones encargadas, como la Conamype, es muy importante el establecimiento de convenios de cooperación con instituciones privadas u otras organizaciones, que puedan ofrecer ese apoyo especializado directamente.

4. Participación local para apoyar implementación protocolos de saneamiento en el sector MYPE.

La protocolización de este  complejo sector informal plantea retos de enorme envergadura, y requiere el concurso y participación de todos los actores privados, locales y  municipalidades, en estrecha coordinación con el Ministerio de Salud y otros entes estatales involucrados. Es una tarea cuya ejecución no puede estar bajo la responsabilidad directa del Gobierno Central por razones de eficiencia y eficacia. Se requiere, por lo tanto, no sólo de coordinación a nivel central, sino ante todo a nivel local, por parte de todos los actores involucrados.

Titulo del post(Automatico)

Titulo del post/Entrada del post de ejemplo

Llegó el momento de dar el salto al mundo de los negocios en internet. La pandemia COVID-19 vino a cambiar la forma en que los clientes se comportan para satisfacer sus necesidades de consumo. Ahora más que nunca, los canales digitales se convierten en herramientas aliadas para salir del estancamiento en los canales de ventas tradicionales.

Esta nueva situación ha permitido las condiciones propicias para incorporar NUEVAS FORMAS DE VENDER Y LLEGAR A LOS CLIENTES, usando la tecnología.

A los emprendedores y empresarios de la MYPE, este desafío les presenta una serie de dudas y expectativas. En este breve artículo podrán encontrar una guía sencilla, para emprender este nuevo camino lleno de nuevas oportunidades y retos.

Llegó el momento de dar el salto al mundo de los negocios en internet. La pandemia COVID-19 vino a cambiar la forma en que los clientes se comportan para satisfacer sus necesidades de consumo. Ahora más que nunca, los canales digitales se convierten en herramientas aliadas para salir del estancamiento en los canales de ventas tradicionales.

A los emprendedores y empresarios de la MYPE, este desafío les presenta una serie de dudas y expectativas. En este breve artículo podrán encontrar una guía sencilla, para emprender este nuevo camino lleno de nuevas oportunidades y retos.

A los emprendedores y empresarios de la MYPE, este desafío les presenta una serie de dudas y expectativas. En este breve artículo podrán encontrar una guía sencilla, para emprender este nuevo camino lleno de nuevas oportunidades y retos.

A los emprendedores y empresarios de la MYPE, este desafío les presenta una serie de dudas y expectativas. En este breve artículo podrán encontrar una guía sencilla, para emprender este nuevo camino lleno de nuevas oportunidades y retos.

A los emprendedores y empresarios de la MYPE, este desafío les presenta una serie de dudas y expectativas. En este breve artículo podrán encontrar una guía sencilla, para emprender este nuevo camino lleno de nuevas oportunidades y retos.

A los emprendedores y empresarios de la MYPE, este desafío les presenta una serie de dudas y expectativas. En este breve artículo podrán encontrar una guía sencilla, para emprender este nuevo camino lleno de nuevas oportunidades y retos.

INFORME PANORAMA DEL SECTOR TRANSPORTE MYPE AGOSTO 2020

Micro y Pequeños Empresarios no formales recuperan confianza en la economía.

Impulsados por una modesta mejora del III Trimestre y una amplia expectativa para el IV Trimestre 2020.

La percepción de los empresarios de la Micro y Pequeña Empresa no formal de El Salvador sobre la situación económica de sus unidades de negocio, mejoró un 29.8% durante el III Trimestre del año 2020, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Trimestral Dinámica MYPE de Opinión Empresarial.

Los Empresarios MYPEs, al igual que los empresarios formales, toman decisiones sobre su negocio teniendo en cuenta el contexto a lo largo del tiempo. El índice de confianza empresarial sintetiza las valoraciones actuales y futuras que los empresarios hacen respecto a sus empresas en cuanto a tendencia en volumen de ventas, inversión, empleo generado y nivel de precios

de los productos. Esta interpretación, que remite a un determinado grado de confianza, describe la posición ante dos escenarios, positivo o pesimista.

Las expectativas de los empresarios son determinantes para sus decisiones en cuanto a inversión, empleo, precios, etc. A su vez, estas tienen un elevado nivel de influencia sobre el crecimiento económico del país. Los indicadores que sirven de referencia para evaluar este dato de confianza empresarial se llevan a cabo de forma trimestral.

A continuación, se presentan los resultados del estudio correspondiente al III Trimestre 2020.

El Índice de Confianza Empresarial (fig.1), para el III Trimestre 2020, se recupera en un 29.8%, impulsado por la expectativa que tienen los MYPEs no formales para el IV Trimestre y una recuperación moderada respecto al II Trimestre del año. Este indicador tiene como base el 100%. Por debajo de este número significa que la valoración es negativa, mientras que, por encima, que es positiva.

El indicador de Situación Actual (fig.1-1), mide la diferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto a la marcha de sus empresas en comparación con los dos últimos trimestres. Este indicador oscila entre – 100% (si todas las opiniones son desfavorables) y +100% (si todas son favorables).

Aun cuando siguen siendo desfavorables, los resultados arrojan una mejora significativa en cuanto a la valoración que hacen los empresarios sobre la marcha de sus empresas del III Trimestre, respecto al II, pasando de -72.9% de opiniones desfavorables por sobre las favorables a un -28.7%.

Al igual que el Indicador de Situación, el de Expectativa (fig.1-2) oscila entre -100% y +100%, sintetizando las opiniones favorables y desfavorables respecto a cómo esperan los empresarios que marchen sus negocios en el trimestre que comienza, con relación al que finaliza (para este estudio: Trimestre IV respecto al III del año 2020). Al cierre de septiembre 2020, en el indicador de Expectativa un 56.9% de empresarios esperan un cierre de año mejor que el trimestre que recién termina, muy por encima de los que consideran un último trimestre desfavorable.

Figura 2.

Situación y Expectativa por Segmento (1)

Como puede verse en la figura 2, el Segmento de Acumulación Ampliada, según el indicador de Situación Actual para el Trimestre III ha logrado mantenerse igual que el Trimestre II logrando un resultado de -4.8%. Por el contrario, el segmento de Subsistencia es el que más dificultades está teniendo para recuperarse, con un indicador de -45.7%.

En cuanto a Expectativa es el segmento de Pequeña Empresa el que mejor se proyecta para el IV Trimestre 2020, con un índice de +62.9%.

Retomando la figura 1, el Índice de Ventas (fig.1-3) indica al cierre del trimestre que tanto valoran los empresarios como el momento adecuado para impulsar las ventas. Los empresarios valoran positivo el momento para retomar la comercialización de sus productos al cierre del III Trimestre 2020, teniendo un resultado de 122.82%, respecto a una base de 100%.

Al igual que el indicador anterior, el de Inversión (fig.1-4) denota si el momento es adecuado para invertir en el negocio o no. Con un 97.8%, respecto a 100%, los empresarios opinan que no es momento para hacer inversiones adicionales en sus empresas.

En cuanto al Empleo (fig.1-5), con un indicador del 92.22%, los empresarios encuestados opinan que el momento no es adecuado para generar de empleo. Por tanto, puede leerse que para el III Trimestre la MYPE no formal ha continuado perdiendo fuentes de trabajo.

El último indicador, Índice de Precios (fig.1-6), refleja qué tanto los empresarios consideran los precios de sus productos como favorables o desfavorables para el crecimiento de sus empresas. Con un indicador del 94.8% se reporta que los precios de los productos no promueven el crecimiento de sus empresas.

Figura 3.

Índice de Confianza Empresarial por Sector Económico

La figura 3, refleja que todos los sectores económicos MYPEs no formales han recuperado la confianza en la buena marcha de sus empresas, siendo el mejor posicionado el Sector de Producción con un índice de 162.8%, seguido de Servicios con 133.5% y Transporte con 130.6%.

 

 

 

Figura 4.

Situación y Expectativa por Sector Económico

En la figura 4, se explica cómo el sector Producción pasa de ser el que tenía el indicador de Situación más pesimista -84.6% en el II Trimestre a convertirse en el menos desfavorable -20.8% para el III Trimestre, y de una expectativa de -84.6%, pasa a ser el que más confía en que en el IV Trimestre los negocios marchen por buen camino, con un indicador de +62.5%.

En esta gráfica, los empresarios que opinaron esperar un III Trimestre Favorable superaron en +26.2% a los que contestaron esperar un III Trimestre Desfavorable. Por tanto, la Expectativa era Positiva al cierre del Trimestre II en el Sector Comercio, que contrasta al ver el resultado de Situación del III Trimestre. En conclusión, se puede inferir que aun cuando el Sector Comercio tenía una expectativa favorable para el III Trimestre, al final no logró lo esperado, superando en un 24.31% los empresarios con una situación Desfavorable, respecto a los que opinaron que sus resultados fueron Favorables en el III Trimestre.

Figura 5.

% de respuestas de los MYPEs sobre elementos que Inhiben sus negocios

Microempresa Acumulación Ampliada                     Pequeña Empresa

En la figura 5, se presentan los factores que los micro y pequeños empresarios no formales opinan que han inhibido el desempeño favorable de sus negocios.

Por segundo trimestre consecutivo, son las Dificultades financieras las que más les afectan, siendo más relevante en este último trimestre, reflejando un 28% de empresarios que opinaron verse comprometidos por esta situación.

Otro factor que toma relevancia es el Aumento de Competencia (de 6.1% pasa a 17.89% en el Tercer Trimestre) contrastado con un mayor impacto por disminución de demanda que pasa de 11.1% en el II Trimestre a un 20.6% en el III Trimestre. Es decir, al cierre de septiembre 2020, los MYPEs han visto caer su demanda como resultado de una mayor competencia.

(1)Conceptualización de los segmentos de la MYPE según sus ingresos brutos:

Microempresa de subsistencia: Unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por US$ 14,400.

Microempresa de Acumulación Simple: Unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por US$ 50,000.

Microempresa de Acumulación Ampliada: Unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por US$ 100,000.

Pequeña Empresa: Unidades económicas que tienen la capacidad de generar ingresos brutos anuales hasta por US$ 1,000,000.

Ficha Técnica de investigación

Metodología: (a), 443 empresarios de la Micro y Pequeña Empresa no formal; (b), Todo el País;  (c), Margen de Error: 5% y nivel de confianza del 95%; (d), Sujeto Encuestado: Propietarios de empresas; (e), Envío de acceso a formulario vía web; (f), Procesamiento de la información: Las encuestas son codificadas e ingresadas a una base de datos que se depura controlando inconsistencias; (g), Espacio Temporal: última semana de Septiembre 2020. La información se procesa mediante un programa informático de tratamiento de información.

ANEXO. TABULACIÓN DE
LA ENCUESTA

Entre los meses de julio y septiembre 2020, ¿Cómo ha sido el comportamiento de su negocio?

¿Cómo espera que marche su negocio entre octubre y diciembre 2020?

Al comparar el trimestre que finaliza (julio-septiembre 2020) con el período anterior (abril-junio 2020), ¿Cómo valora la tendencia de las Ventas realizadas? 

Al comparar el trimestre que finaliza (julio-septiembre 2020) con el período anterior (abril-junio 2020), ¿Cómo valora la tendencia del Número de Personas Ocupadas en su negocio? (incluyéndose usted)

Al comparar el trimestre que finaliza (julio-septiembre 2020) con el período anterior (abril-junio 2020), ¿Cuál fue la tendencia de los precios de los productos que comercializa en su negocio?

¿Qué factores cree usted que limitan la actividad o buena marcha de su negocio?

¿Cómo espera que sea el trimestre que va a comenzar (octubre-diciembre 2020) en comparación con el que termina (julio-septiembre 2020), respecto a la tendencia en Ventas de su negocio?

¿Cómo espera que sea el trimestre que va a comenzar (octubre-diciembre 2020) en comparación con el que termina (julio-septiembre 2020), respecto a la tendencia del número de personas ocupadas en su negocio? (incluyéndose usted):

¿Cómo espera que sea el trimestre que va a comenzar (octubre-diciembre 2020) en comparación con el que termina (julio-septiembre 2020), respecto a la tendencia en los precios de los productos que comercializa en su negocio?

SEGUNDO INFORME ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE JUNIO 2020

Micro y Pequeños Empresarios no formales recuperan confianza en la economía.

Impulsados por una modesta mejora del III Trimestre y una amplia expectativa para el IV Trimestre 2020.

La percepción de los empresarios de la Micro y Pequeña Empresa no formal de El Salvador sobre la situación económica de sus unidades de negocio, mejoró un 29.8% durante el III Trimestre del año 2020, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Trimestral Dinámica MYPE de Opinión Empresarial.

Los Empresarios MYPEs, al igual que los empresarios formales, toman decisiones sobre su negocio teniendo en cuenta el contexto a lo largo del tiempo. El índice de confianza empresarial sintetiza las valoraciones actuales y futuras que los empresarios hacen respecto a sus empresas en cuanto a tendencia en volumen de ventas, inversión, empleo generado y nivel de precios

de los productos. Esta interpretación, que remite a un determinado grado de confianza, describe la posición ante dos escenarios, positivo o pesimista.

Las expectativas de los empresarios son determinantes para sus decisiones en cuanto a inversión, empleo, precios, etc. A su vez, estas tienen un elevado nivel de influencia sobre el crecimiento económico del país. Los indicadores que sirven de referencia para evaluar este dato de confianza empresarial se llevan a cabo de forma trimestral.

A continuación, se presentan los resultados del estudio correspondiente al III Trimestre 2020.

Figura 1.

Índice de Confianza Empresarial MYPE

El Índice de Confianza Empresarial (fig.1), para el III Trimestre 2020, se recupera en un 29.8%, impulsado por la expectativa que tienen los MYPEs no formales para el IV Trimestre y una recuperación moderada respecto al II Trimestre del año. Este indicador tiene como base el 100%. Por debajo de este número significa que la valoración es negativa, mientras que, por encima, que es positiva.

El indicador de Situación Actual (fig.1-1), mide la diferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto a la marcha de sus empresas en comparación con los dos últimos trimestres. Este indicador oscila entre – 100% (si todas las opiniones son desfavorables) y +100% (si todas son favorables).

Aun cuando siguen siendo desfavorables, los resultados arrojan una mejora significativa en cuanto a la valoración que hacen los empresarios sobre la marcha de sus empresas del III Trimestre, respecto al II, pasando de -72.9% de opiniones desfavorables por sobre las favorables a un -28.7%.

Al igual que el Indicador de Situación, el de Expectativa (fig.1-2) oscila entre -100% y +100%, sintetizando las opiniones favorables y desfavorables respecto a cómo esperan los empresarios que marchen sus negocios en el trimestre que comienza, con relación al que finaliza (para este estudio: Trimestre IV respecto al III del año 2020). Al cierre de septiembre 2020, en el indicador de Expectativa un 56.9% de empresarios esperan un cierre de año mejor que el trimestre que recién termina, muy por encima de los que consideran un último trimestre desfavorable.

Figura 2.

Situación y Expectativa por Segmento (1)

Como puede verse en la figura 2, el Segmento de Acumulación Ampliada, según el indicador de Situación Actual para el Trimestre III ha logrado mantenerse igual que el Trimestre II logrando un resultado de -4.8%. Por el contrario, el segmento de Subsistencia es el que más dificultades está teniendo para recuperarse, con un indicador de -45.7%.

En cuanto a Expectativa es el segmento de Pequeña Empresa el que mejor se proyecta para el IV Trimestre 2020, con un índice de +62.9%.

Retomando la figura 1, el Índice de Ventas (fig.1-3) indica al cierre del trimestre que tanto valoran los empresarios como el momento adecuado para impulsar las ventas. Los empresarios valoran positivo el momento para retomar la comercialización de sus productos al cierre del III Trimestre 2020, teniendo un resultado de 122.82%, respecto a una base de 100%.

Al igual que el indicador anterior, el de Inversión (fig.1-4) denota si el momento es adecuado para invertir en el negocio o no. Con un 97.8%, respecto a 100%, los empresarios opinan que no es momento para hacer inversiones adicionales en sus empresas.

En cuanto al Empleo (fig.1-5), con un indicador del 92.22%, los empresarios encuestados opinan que el momento no es adecuado para generar de empleo. Por tanto, puede leerse que para el III Trimestre la MYPE no formal ha continuado perdiendo fuentes de trabajo.

El último indicador, Índice de Precios (fig.1-6), refleja qué tanto los empresarios consideran los precios de sus productos como favorables o desfavorables para el crecimiento de sus empresas. Con un indicador del 94.8% se reporta que los precios de los productos no promueven el crecimiento de sus empresas.

Figura 3.

Índice de Confianza Empresarial por Sector Económico

La figura 3, refleja que todos los sectores económicos MYPEs no formales han recuperado la confianza en la buena marcha de sus empresas, siendo el mejor posicionado el Sector de Producción con un índice de 162.8%, seguido de Servicios con 133.5% y Transporte con 130.6%.

 Figura 4.

Situación y Expectativa por Sector Económico

En la figura 4, se explica cómo el sector Producción pasa de ser el que tenía el indicador de Situación más pesimista -84.6% en el II Trimestre a convertirse en el menos desfavorable -20.8% para el III Trimestre, y de una expectativa de -84.6%, pasa a ser el que más confía en que en el IV Trimestre los negocios marchen por buen camino, con un indicador de +62.5%.

En esta gráfica, los empresarios que opinaron esperar un III Trimestre Favorable superaron en +26.2% a los que contestaron esperar un III Trimestre Desfavorable. Por tanto, la Expectativa era Positiva al cierre del Trimestre II en el Sector Comercio, que contrasta al ver el resultado de Situación del III Trimestre. En conclusión, se puede inferir que aun cuando el Sector Comercio tenía una expectativa favorable para el III Trimestre, al final no logró lo esperado, superando en un 24.31% los empresarios con una situación Desfavorable, respecto a los que opinaron que sus resultados fueron Favorables en el III Trimestre.

Figura 5.

% de respuestas de los MYPEs sobre elementos que Inhiben sus negocios

Microempresa Acumulación Ampliada                     Pequeña Empresa

En la figura 5, se presentan los factores que los micro y pequeños empresarios no formales opinan que han inhibido el desempeño favorable de sus negocios.

Por segundo trimestre consecutivo, son las Dificultades financieras las que más les afectan, siendo más relevante en este último trimestre, reflejando un 28% de empresarios que opinaron verse comprometidos por esta situación.

Otro factor que toma relevancia es el Aumento de Competencia (de 6.1% pasa a 17.89% en el Tercer Trimestre) contrastado con un mayor impacto por disminución de demanda que pasa de 11.1% en el II Trimestre a un 20.6% en el III Trimestre. Es decir, al cierre de septiembre 2020, los MYPEs han visto caer su demanda como resultado de una mayor competencia.

(1)Conceptualización de los segmentos de la MYPE según sus ingresos brutos:

Microempresa de subsistencia: Unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por US$ 14,400.

Microempresa de Acumulación Simple: Unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por US$ 50,000.

Microempresa de Acumulación Ampliada: Unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por US$ 100,000.

Pequeña Empresa: Unidades económicas que tienen la capacidad de generar ingresos brutos anuales hasta por US$ 1,000,000.

Ficha Técnica de investigación

Metodología: (a), 443 empresarios de la Micro y Pequeña Empresa no formal; (b), Todo el País;  (c), Margen de Error: 5% y nivel de confianza del 95%; (d), Sujeto Encuestado: Propietarios de empresas; (e), Envío de acceso a formulario vía web; (f), Procesamiento de la información: Las encuestas son codificadas e ingresadas a una base de datos que se depura controlando inconsistencias; (g), Espacio Temporal: última semana de Septiembre 2020. La información se procesa mediante un programa informático de tratamiento de información.

ANEXO. TABULACIÓN DE
LA ENCUESTA

Entre los meses de julio y septiembre 2020, ¿Cómo ha sido el comportamiento de su negocio?

¿Cómo espera que marche su negocio entre octubre y diciembre 2020?

Al comparar el trimestre que finaliza (julio-septiembre 2020) con el período anterior (abril-junio 2020), ¿Cómo valora la tendencia de las Ventas realizadas? 

Al comparar el trimestre que finaliza (julio-septiembre 2020) con el período anterior (abril-junio 2020), ¿Cómo valora la tendencia del Número de Personas Ocupadas en su negocio? (incluyéndose usted)

Al comparar el trimestre que finaliza (julio-septiembre 2020) con el período anterior (abril-junio 2020), ¿Cuál fue la tendencia de los precios de los productos que comercializa en su negocio?

¿Qué factores cree usted que limitan la actividad o buena marcha de su negocio?

¿Cómo espera que sea el trimestre que va a comenzar (octubre-diciembre 2020) en comparación con el que termina (julio-septiembre 2020), respecto a la tendencia en Ventas de su negocio?

¿Cómo espera que sea el trimestre que va a comenzar (octubre-diciembre 2020) en comparación con el que termina (julio-septiembre 2020), respecto a la tendencia del número de personas ocupadas en su negocio? (incluyéndose usted):

¿Cómo espera que sea el trimestre que va a comenzar (octubre-diciembre 2020) en comparación con el que termina (julio-septiembre 2020), respecto a la tendencia en los precios de los productos que comercializa en su negocio?

PRIMER INFORME ÍNDICE DE CONFIANZA MYPE JUNIO 2020

LA DINÁMICA EMPRESARIAL EN LOS SEGMENTOS DE LA MICRO Y PEQUEÑA EMPRESA

Dirijidas una multinacional o una MYPE, tu opinión cuenta lo mismo.

  1. MARCO CONCEPTUAL.

Al igual que la Mediana y Gran Empresa, los segmentos de las Micros y Pequeña Empresa (MYPEs) tienen su propio ritmo, apuestas y lógica de comportamiento dentro de un mercado competitivo.

Para una mayor profundidad de estudio, la Microempresa se subdivide según sus ingresos brutos en:

  • Microempresa de Subsistencia, siendo las unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por $14,400.
  • Microempresa de Acumulación Simple, las unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por $50,000.
  • Microempresa de Acumulación Ampliada (Micro Top), definiremos a las unidades económicas que generan ingresos brutos anuales hasta por $100,000

Los datos se obtienen de las encuestas realizadas a empresarios MYPEs de todo el país respecto a la marcha de su negocio en el trimestre pasado y sobre sus expectativas para el trimestre entrante. Algunos aspectos que deberán responder son: ventas, empleo, inversión y precios de venta.

Se invita a consultar el anexo 1, el cual contiene una descripción metodológica con mayor detalle.

  1. RESULTADO BASE DE PARTIDA PARA EL INDICE DE CONFIANZA EMPRESARIAL

El presente estudio, es la base de partida sobre la cual se marcará la tendencia trimestral que defina la Dinámica Empresarial del Segmento MYPE en El Salvador. Fue realizado durante la última semana del mes de junio 2020 a una muestra estratificada por Segmento de Mercado mediante selección aleatoria a nivel de todo El Salvador

  • Optimista: Cuando creen que la economía va a presentar un crecimiento positivo en los próximos meses y ven rentable la inversión.
  • Neutral: No advierten cambios significativos en la economía.
  • Pesimista: No es momento para la inversión y aumento en la producción, dado que suponen habrá un decrecimiento económico.

Los datos se obtienen de las encuestas realizadas a empresarios MYPEs de todo el país respecto a la marcha de su negocio en el trimestre pasado y sobre sus expectativas para el trimestre entrante. Algunos aspectos que deberán responder son: ventas, empleo, inversión y precios de venta.

Se invita a consultar el anexo 1, el cual contiene una descripción metodológica con mayor detalle.

  1. RESULTADO BASE DE PARTIDA PARA EL INDICE DE CONFIANZA EMPRESARIAL

El presente estudio, es la base de partida sobre la cual se marcará la tendencia trimestral que defina la Dinámica Empresarial del Segmento MYPE en El Salvador. Fue realizado durante la última semana del mes de junio 2020 a una muestra estratificada por Segmento de Mercado mediante selección aleatoria a nivel de todo El Salvador.

                                                            

Figura 1.

Confianza Empresarial de la MYPE en El Salvador para el II Trimestre del año 2020.

El segundo trimestre del año 2020 se ha caracterizado por las restricciones de circulación dadas a la población ante la inexistencia de tratamientos y vacunas para enfrentar el COVID-19, afectando directamente la actividad productiva y en diferente medida a los segmentos y sectores económicos. Las MYPEs han sido de los segmentos más afectados según el Censo de Prestatarios realizado por SAC Integral S.A. durante el mes de abril 2020, lo cual se confirma con la valoración Pesimista de la Confianza Empresarial externada por los empresarios.

El ambiente negativo en Confianza de los Empresarios es resultado de la marcha que han tenido sus empresas en el período de abril a junio del presente año combinado a la Expectativa Económica de sus negocios con calificativo Neutral, sinónimo de Incertidumbre, que prevén para el trimestre que se avecina (julio a septiembre).

En la siguiente figura, se puede apreciar el comportamiento que han tenido y tendrán de un trimestre a otro el volumen de ventas, nivel de empleo, nivel de inversión y la variación de precios de las mercancías. A la izquierda de la figura se encuentran los resultados del Trimestre que termina en comparación con el período anterior y al lado derecho se encuentra la percepción que tienen los empresarios sobre el trimestre que comienza respecto al que finaliza.

 

Figura 2.

Situación Actual y Expectativa Económica de la MYPE en El Salvador

Estos indicadores de percepción reflejan la diferencia entre respuestas Favorables y Desfavorables, pueden oscilar entre -100 (todos tienen una percepción negativa) y + 100 (todos tienen una percepción positiva). Si el resultado es positivo, la valoración tiene empresarios con más opiniones favorables que pesimistas.

  1. Volumen de Ventas. A nivel general las ventas realizadas en el Trimestre 2020 fue inferior a los resultados obtenidos en el Trimestre I del mismo año. De cada 100 empresarios encuestados, para 76 el segundo Trimestre fue Peor que el anterior; 24 tuvieron Mejores volúmenes de Venta que el Trimestre I. A nivel general, respecto a este indicador consideran que el comportamiento de Ventas para el nuevo Trimestre será igual que el que termina.
  1. La situación del empleo en los segmentos MYPEs, está marcada por una pérdida de ocupación, la cual se espera mantenga la misma tendencia para el tercer trimestre del año. 73 empresarios de cada 100 manifestaron contar con menos personas ocupadas en sus negocios, contra 27 que respondieron contar con más personal. La expectativa para el Tercer Trimestre es mantenerse con el personal que posee dado el nivel de incertidumbre que perciben en cuanto al dinamismo económico.
  1. Nivel de Inversión. 62 de cada 100 empresarios reportan una menor inversión en mercadería, maquinaria y equipo durante el segundo trimestre, esperando un nuevo período con un comportamiento similar.
  1. Variación de Precios. Tanto en la situación actual como el trimestre que se avecina, los empresarios MYPEs manifiestan que habrá estabilidad en los precios de los productos que comercializan.

Figura 3.

Confianza de los Empresarios por Segmento de Mercado

FIGURE 3.

Microempresa Acumulación Ampliada                     Pequeña Empresa


Con base a la figura 3, se puede observar que los resultados empresariales al cierre del Segundo Trimestre, los cuatro segmentos de mercado que conforman la MYPE coinciden en una visión sobre la dinámica empresarial Desfavorable. La cual se vuelve más crítica en la base de la pirámide con un indicador de -43.4 para Microempresa de Subsistencia. Nótese a Microempresa de Acumulación Ampliada con indicador de -26.9, aunque siempre con una Confianza Empresarial Pesimista, puede calificarse como el segmento mejor preparado o con mayor capacidad de adaptación para enfrentar la crisis generada por el COVID-19.

Figura 4.

 
   

 
   

Confianza de los Empresarios por Sector Económico

Al evaluar la Confianza de los empresarios MYPEs por Sector Económico, también existe un sentido Pesimista, siendo Comercio el de menor impacto con indicador de -26.5, seguido de Servicios con -31.7. Las actividades dedicadas a la Producción han sido las de mayor dificultad con -66.8 de resultado.

En la figura 5, se puede apreciar Cómo el Sector de Producción muestra un nivel de Confianza Empresarial sin Variaciones al cierre del Segundo Trimestre 2020 en el caso de Pequeña Empresa; sin embargo, para la Microempresa de Acumulación Ampliada ha sido el sector económico de mayor retroceso.

Figura 5.

Confianza de los Empresarios por Sector Económico de Acumulación Ampliada y Pequeña Empresa

FIGURE 5


Pequeña Empresa                                                      Acumulación Ampliada

Otros resultados importantes que arroja el estudio son los factores que dificultan la buena marcha de los negocios MYPEs, con un 39.28% de los encuestados que manifestaron verse inhabilitados por dificultades financieras para apalancar sus empresas. Un segundo elemento es la escasez de mercadería con un 26.86% y las disposiciones municipales y de gobierno central para contener la pandemia con un 22.35% de los encuestados

Como conclusión se puede enunciar que la Confianza de los empresarios MYPEs para el Segundo Trimestre de 2020 es Pesimista, indistintamente del Segmento de Mercado al cual pertenezca la MYPE o el Sector Económico donde se desempeñe. Sin visualizarse para el futuro inmediato un cambio en el comportamiento de Incertidumbre.

ANEXO 1.

METODOLOGÍA PARA EL CÁLCULO DE INDICES DE CONFIANZA EMPRESARIAL EN LA MICRO Y PEQUEÑA EMPRESA DE EL SALVADOR

 

Ámbitos de la encuesta

  1. Ámbito poblacional

La población objeto de estudio está formada por todos los micro y pequeños empresarios pertenecientes al sector informal de las diferentes actividades económicas. Dadas las características de las variables que se recogen, los informantes deben ser los propietarios o gestores de los establecimientos, puesto que son ellos quienes tienen una percepción global de la marcha del negocio y de la evolución de las variables para las que se solicita información.

  1. Ámbito Territorial

Las unidades de análisis se encuentran ubicadas en todo el territorio del país.

  • Ámbito Temporal

Estos indicadores estadísticos se realizan trimestralmente. La fase de levantamiento de información dura una semana e incluye el final de un trimestre y el inicio del siguiente. Se pregunta sobre la evolución del trimestre que finaliza y sus expectativas para el trimestre que comienza. De este modo, en cada periodo se obtiene información referente a dos trimestres diferentes: el que finaliza y el entrante.  Ante esta doble alusión temporal se asignan los resultados publicados al trimestre entrante. A modo de ejemplo, en la primera encuesta que se realizará en las dos primeras semanas de junio 2020, se preguntará sobre la percepción de la evolución de la actividad del establecimiento en el segundo trimestre de este año (trimestre que acaba) y sobre sus expectativas para el segundo trimestre. En la publicación   de   los   resultados   dicha información se encontrará en el tercer trimestre como periodo de referencia.

  1. Definiciones

                                    En el cuestionario hacer referencia a:

  • Expectativas

Se pregunta información sobre la tendencia que esperan los propietarios respecto a la evolución de sus negocios durante el trimestre entrante. Las variables para preguntar son:

  • marcha del negocio en general,
  • personal ocupado en el establecimiento,
  • inversión para realizar y
  • nivel de precios.
  1. Situación

Se pregunta información sobre la tendencia seguida por su negocio en el trimestre que acaba de finalizar. Las variables de pregunta son las mismas que se emplean para medir las expectativas

  1. Inhibidores de la Actividad del Negocio

Se pide opinión sobre los factores que los Mypes creen que limitan la actividad del negocio. Las opciones pueden ser:

  • baja demanda,
  • escasez de mercadería
  • dificultades financieras,
  • aumento de la competencia,
  • restricciones municipales y de gobierno,
  • situaciones familiares o personales que requieren su atención,
  •  
  • Diseño de la Muestra

La muestra es de 384 micro y pequeños empresarios a entrevistar, la cual se ha dividido mediante muestreo estratificado con base a estimaciones de participación de cada segmento en el universo de Mypes informales de El Salvador.

Nro Empresas Segmento Participación Nro. Encuestas Entidad
415,150 Microempresa de Subsistencia 49.11% 189 FUSAI
282,498 Microempresa de Acumulación Simple 33.42% 128 FUSAI
102,727 Microempresa de Acumulación Ampliada 12.15% 47 INTEGRAL
44,972 Pequeña Empresa 5.32% 20 INTEGRAL
845,347 Total, MYPES 100.00% 384  
  • Cuestionario

Tomando en cuenta que la población objetiva es poco probable que lleve registros por escrito y en los casos que tienen esta práctica son a nivel detallado lo cual dificulta extraer información cuantitativa precisa y sin sesgo, se recomienda apelar al buen dominio mental que tienen del desempeño de sus negocios en el tiempo y realizar preguntas de índole cuantitativo con fácil comprensión para la respuesta de los diferentes estratos a estudiar. El cuestionario propuesto es:

  1. ¿Cómo califica la marcha de su negocio?
  2. Para el trimestre que está finalizando (abril a junio 2020)
  3. Para el trimestre que está por llegar (julio a septiembre 2020)

Opciones de respuesta para cada literal: Favorable, Normal o Desfavorable. Solo se debe permitir elegir una.

  1. Al comparar el trimestre que finaliza (abril a junio 2020) con el período anterior (enero a marzo 2020), ¿Cómo valora la tendencia de las siguientes variables en su negocio?
  2. Ventas realizadas
  3. Número de personas ocupadas en su negocio (incluyéndose usted)
  4. Compra de mercadería y activo fijo
  5. Precios de mercadería

Opciones de respuesta para cada literal: Aumentó, Fue igual, Disminuyó. Solo se debe permitir elegir una

  1. Para las siguientes variables ¿Cómo espera que sea el trimestre que va a comenzar (julio a septiembre 2020) en comparación con el que termina (abril a junio 2020)?
  2. Ventas que espera realizar
  3. Número de personas que estarán ocupadas en su negocio (incluyéndose usted)
  4. Mercadería y activo fijo que espera comprar
  5. Precios de mercadería

Opciones de respuesta para cada literal: Aumentará, Será igual, Disminuirá. Solo se debe permitir elegir una

  1. ¿Qué factores cree usted que limitan la actividad o buena marcha de su negocio?

Seleccione los que considere relevantes:

  1. Disminución de la demanda
  2. Mercadería escasa para comprar
  3. dificultades financieras
  4. aumento de la competencia
  5. disposiciones municipales y de gobierno para operar
  6. situaciones familiares o personales que requieren su atención
  7.  

Opciones de respuesta deben ser para el trimestre que termina y para el que se viene.

  1. Adicionar preguntas cerradas de identificación que pueden ser orientadas a: Actividad económica que realiza, departamento y municipio donde realiza la actividad, rango de edad, rango de ventas mensuales, rango de número de personas que dependen económicamente, etc.
  1. Definición y Cálculo de Indicadores
  • Índice de Percepción de la Situación Económica Actual. Refleja la diferencia entre respuestas favorables y desfavorables relativas al trimestre que acaba. Este puede oscilar entre -100 (todos tienen una percepción negativa) y + 100 (todos tienen una percepción positiva). Si el resultado es positivo, la valoración del trimestre que finaliza tiene más opiniones favorables.
  • Índice de Expectativa. Se mide al igual que el Índice de Percepción de la Situación Actual. Si el resultado es positivo, significa que los optimistas superan a los pesimistas respecto a cómo marcharán los negocios en el próximo trimestre.
  • Índice de Confianza Empresarial.

Se construye a partir de una media geométrica normalizada entre el Índice de Situación y el de Expectativa.

Confianza Empresarial =

            La Confianza Empresarial puede fluctuar entre -100 y +100.

            A partir de aquí calculamos el índice cuya base es este primer trimestre que tendremos, es decir, este primer ejercicio el índice será +100. Para el segundo ejercicio que realicemos el cálculo del Índice de Confianza Empresarial será:

Como conclusión se puede enunciar que la Confianza de los empresarios MYPEs para el Segundo Trimestre de 2020 es Pesimista, indistintamente del Segmento de Mercado al cual pertenezca la MYPE o el Sector Económico donde se desempeñe. Sin visualizarse para el futuro inmediato un cambio en el comportamiento de Incertidumbre.

ANEXO 1.

METODOLOGÍA PARA EL CÁLCULO DE INDICES DE CONFIANZA EMPRESARIAL EN LA MICRO Y PEQUEÑA EMPRESA DE EL SALVADOR

 

Ámbitos de la encuesta

  1. Ámbito poblacional

La población objeto de estudio está formada por todos los micro y pequeños empresarios pertenecientes al sector informal de las diferentes actividades económicas. Dadas las características de las variables que se recogen, los informantes deben ser los propietarios o gestores de los establecimientos, puesto que son ellos quienes tienen una percepción global de la marcha del negocio y de la evolución de las variables para las que se solicita información.

  1. Ámbito Territorial

Las unidades de análisis se encuentran ubicadas en todo el territorio del país.

  • Ámbito Temporal

Estos indicadores estadísticos se realizan trimestralmente. La fase de levantamiento de información dura una semana e incluye el final de un trimestre y el inicio del siguiente. Se pregunta sobre la evolución del trimestre que finaliza y sus expectativas para el trimestre que comienza. De este modo, en cada periodo se obtiene información referente a dos trimestres diferentes: el que finaliza y el entrante.  Ante esta doble alusión temporal se asignan los resultados publicados al trimestre entrante. A modo de ejemplo, en la primera encuesta que se realizará en las dos primeras semanas de junio 2020, se preguntará sobre la percepción de la evolución de la actividad del establecimiento en el segundo trimestre de este año (trimestre que acaba) y sobre sus expectativas para el segundo trimestre. En la publicación   de   los   resultados   dicha información se encontrará en el tercer trimestre como periodo de referencia.

  1. Definiciones

                                    En el cuestionario hacer referencia a:

  • Expectativas

Se pregunta información sobre la tendencia que esperan los propietarios respecto a la evolución de sus negocios durante el trimestre entrante. Las variables para preguntar son:

  • marcha del negocio en general,
  • personal ocupado en el establecimiento,
  • inversión para realizar y
  • nivel de precios.
  1. Situación

Se pregunta información sobre la tendencia seguida por su negocio en el trimestre que acaba de finalizar. Las variables de pregunta son las mismas que se emplean para medir las expectativas

  1. Inhibidores de la Actividad del Negocio

Se pide opinión sobre los factores que los Mypes creen que limitan la actividad del negocio. Las opciones pueden ser:

  • baja demanda,
  • escasez de mercadería
  • dificultades financieras,
  • aumento de la competencia,
  • restricciones municipales y de gobierno,
  • situaciones familiares o personales que requieren su atención,
  •  
  • Diseño de la Muestra

La muestra es de 384 micro y pequeños empresarios a entrevistar, la cual se ha dividido mediante muestreo estratificado con base a estimaciones de participación de cada segmento en el universo de Mypes informales de El Salvador.

Nro Empresas Segmento Participación Nro. Encuestas Entidad
415,150 Microempresa de Subsistencia 49.11% 189 FUSAI
282,498 Microempresa de Acumulación Simple 33.42% 128 FUSAI
102,727 Microempresa de Acumulación Ampliada 12.15% 47 INTEGRAL
44,972 Pequeña Empresa 5.32% 20 INTEGRAL
845,347 Total, MYPES 100.00% 384  
  • Cuestionario

Tomando en cuenta que la población objetiva es poco probable que lleve registros por escrito y en los casos que tienen esta práctica son a nivel detallado lo cual dificulta extraer información cuantitativa precisa y sin sesgo, se recomienda apelar al buen dominio mental que tienen del desempeño de sus negocios en el tiempo y realizar preguntas de índole cuantitativo con fácil comprensión para la respuesta de los diferentes estratos a estudiar. El cuestionario propuesto es:

  1. ¿Cómo califica la marcha de su negocio?
  2. Para el trimestre que está finalizando (abril a junio 2020)
  3. Para el trimestre que está por llegar (julio a septiembre 2020)

Opciones de respuesta para cada literal: Favorable, Normal o Desfavorable. Solo se debe permitir elegir una.

  1. Al comparar el trimestre que finaliza (abril a junio 2020) con el período anterior (enero a marzo 2020), ¿Cómo valora la tendencia de las siguientes variables en su negocio?
  2. Ventas realizadas
  3. Número de personas ocupadas en su negocio (incluyéndose usted)
  4. Compra de mercadería y activo fijo
  5. Precios de mercadería

Opciones de respuesta para cada literal: Aumentó, Fue igual, Disminuyó. Solo se debe permitir elegir una

  1. Para las siguientes variables ¿Cómo espera que sea el trimestre que va a comenzar (julio a septiembre 2020) en comparación con el que termina (abril a junio 2020)?
  2. Ventas que espera realizar
  3. Número de personas que estarán ocupadas en su negocio (incluyéndose usted)
  4. Mercadería y activo fijo que espera comprar
  5. Precios de mercadería

Opciones de respuesta para cada literal: Aumentará, Será igual, Disminuirá. Solo se debe permitir elegir una

  1. ¿Qué factores cree usted que limitan la actividad o buena marcha de su negocio?

Seleccione los que considere relevantes:

  1. Disminución de la demanda
  2. Mercadería escasa para comprar
  3. dificultades financieras
  4. aumento de la competencia
  5. disposiciones municipales y de gobierno para operar
  6. situaciones familiares o personales que requieren su atención
  7.  

Opciones de respuesta deben ser para el trimestre que termina y para el que se viene.

  1. Adicionar preguntas cerradas de identificación que pueden ser orientadas a: Actividad económica que realiza, departamento y municipio donde realiza la actividad, rango de edad, rango de ventas mensuales, rango de número de personas que dependen económicamente, etc.
  1. Definición y Cálculo de Indicadores
  • Índice de Percepción de la Situación Económica Actual. Refleja la diferencia entre respuestas favorables y desfavorables relativas al trimestre que acaba. Este puede oscilar entre -100 (todos tienen una percepción negativa) y + 100 (todos tienen una percepción positiva). Si el resultado es positivo, la valoración del trimestre que finaliza tiene más opiniones favorables.
  • Índice de Expectativa. Se mide al igual que el Índice de Percepción de la Situación Actual. Si el resultado es positivo, significa que los optimistas superan a los pesimistas respecto a cómo marcharán los negocios en el próximo trimestre.
  • Índice de Confianza Empresarial.

Se construye a partir de una media geométrica normalizada entre el Índice de Situación y el de Expectativa.

Confianza Empresarial =

            La Confianza Empresarial puede fluctuar entre -100 y +100.

            A partir de aquí calculamos el índice cuya base es este primer trimestre que tendremos, es decir, este primer ejercicio el índice será +100. Para el segundo ejercicio que realicemos el cálculo del Índice de Confianza Empresarial será:

Informal SMEs Regain Trust

There was a modest improvement in the II Quarter and the expectations are positive for the IV Quarter of 2020

The perception that informal entrepreneurs have in El Salvador regarding the economic situation of their business units improved by 29.8% during the III Quarter of 2020, according to the results of the SMEs Quarterly Dynamic Survey on Business Opinion, made by FUSAI’s SMEs OBSERVATORY.

SMEs Entrepreneurs, similarly to formal entrepreneurs, make decisions about their business whilst taking into consideration the perspective of their businesses over time. The business confidence index synthesizes the current and future assessments made by entrepreneurs about their companies, regarding the tendencies in sales volume, investment, generated employment, and price-level of the products. This interpretation showcases certain degrees of confidence, and it describes the position of business owners on two possible scenarios, positive and pessimistic.

Entrepreneur’s expectations are a decisive factor when it comes to making decisions regarding investments, employment, prices, etc. At the same time, their perspective has a high level of influence on the economic growth of the country.

The indicators that serve as a reference to evaluate the data on business confidence are carried out quarterly.

The results of the study that correspond to the III Quarter of 2020 are showcased below.

FIGURE 1

The Business Confidence Index (fig. 1), for the III Quarter of 2020, has recovered by 29.8%, driven by the expectations that informal SMEs have for the IV Quarter and because of the presence of a moderate recovery, when compared to the II Quarter of the year. These results are based on a cut-off indicator established in June 2020. Below this number an assessment is considered to be negative, conversely, if the assessment is above it is marked as positive.

The indicator on the Current Situation (fig. 1-1) measures the difference between favorable and unfavorable responses regarding the performance of business owner’s companies, in comparison to the two quarters. This indicator ranges from – 100% (if all opinions are unfavorable) to + 100% (if all opinions are favorable).

Even though the results continue to be unfavorable, they showcase a significant improvement with regards to the assessment business owners make about the performance of their businesses during the III Trimester, compared to the II Trimester. Their valuation went from -72.9% of unfavorable over favorable to -28.7%.

Just like the Situation Indicator, the Expectation Indicator (fig. 1-2) oscillates between -100% and + 100%, and it synthetizes favorable and unfavorable opinions regarding how entrepreneurs expect their businesses to perform during the upcoming quarter, concerning the former one. (In the case of this study: Quarter IV is compared to Quarter III of 2020). The Expectation indicator shows that at the end of September 2020, 56.9% of entrepreneurs expected a better year-end than the one from the quarter that was just ending. This figure is well above the one that encompasses those who expect an unfavorable last quarter.

Figure 2.

Similarly to the previous indicator, the Investment indicator (fig. 1-4) denotes whether it is or isn’t the right moment to invest in businesses. 97.8% out of 100% of entrepreneurs believe that right now is not the time to make additional investments in their companies.

Regarding Employment (fig. 1-5), the indicator showcases a figure of 92.22%. The surveyed employers believe that right now is not the appropriate moment to hire more employees. Therefore, it can be inferred that during the III Quarter the informal SMEs sector continued to lose sources of work.

The last indicator, the Price Index (fig. 1-6), reflects to what level entrepreneurs consider the prices of their products as favorable or unfavorable concerning the growth of their companies. With a figure of 94.8%, the indicator reports that for business owners the prices of the products do not promote growth within their companies.

FIGURE 3.

Figure 3 reflects that all the economic sectors that encompass informal SMEs have regained confidence regarding the good performance of their companies. The best-positioned sector is the one of Production with an index of 162.8%, followed by Services with 133.5%, and Transportation with 130.6 %.

FIGURE 4.

Figure 4 explains how the Production sector went from being the one with the most pessimistic situation indicator -84.6% during Quarter II to being the least unfavored one -20.8% for the III Quarter. Also, it explains how It went from an expectation level of -84.6%, to being the one with the biggest level of expectation with 62.5%, regarding the good performance of businesses during the IV Quarter.

In this graph, business owners who said they expected a favorable Third Quarter exceeded those who answered that they expected an unfavorable Third Quarter by +26.2%. Hence, the expectation at the end of Quarter II +26.2% was positive in the Commerce Sector, which contrasts with the results of the existing situation throughout the III Quarter. To conclude, it can be inferred that even though the Commerce Sector had a favorable expectation for the Third Quarter, it didn’t end up achieving what it foresaw, and it went under entrepreneur’s expectations by -24.31% generating an unfavorable situation, compared to those who believed that their results were Favorable in the III Trimester.

FIGURE 5

Figure 5 presents all factors that informal entrepreneurs from micro and small enterprises consider as inhibitors for the good performance of their businesses.

Consecutively, once again for the Second Quarter, financial difficulties are the factor that has affected them the most. Also, it was the most relevant factor this last Quarter; 28% of business owners expressed that they were being affected and compromised by this situation.

Another factor that has proven to be relevant is the increase in competition (from 6.1% to 17.89% during the Third Quarter). Also, this contrasts with the impact that the decrease of demand has generated, which went from 11.1% in the II Quarter to 20.6% in the III Quarter. Namely, at the end of September 2020, SMEs have seen the demand for their business fall, which has affected their businesses with an increase in competition.

Conceptualizing SMEs segments with regard to their net incomes:

  • Subsistence Micro-enterprise: Economic units that generate an annual net income of up to US$ 14,400.
  • Micro-enterprise of Simple Accumulation: Economic units that generate an annual net income of up to US$ 50,000.
  • Micro-enterprise of Amplified Accumulation: Economic units that generate an annual net income of up to $ 100,000.
  • Small Enterprise:Economic Units that have the capacity to generate an annual net income of up to US$ 1,000,000.

Research Technical Sheet

Methodology: (a) 443 informal business owners from Micro and Small Enterprises; (b), The whole Country; (c), Margin of Error: 5% and Confidence level: 95%; (d), Respondents: Business owners; (e), Access to the form: through the web; (f), Processing of the Information: Surveys are coded and entered into a database that is cleaned and controlled from inconsistencies; (g), Timeframe: last week of September 2020. The information is analyzed by using a computerized information processing program.

Outlook on the SME Transport Sector… 6 months after the Pandemic

Breve esbozo: Sector amplio, segmentado y con débil acceso al conocimiento

Según los más recientes estudios, 7 de cada 10 personas en edad de trabajar, obtienen sus ingresos de una amplia variedad de emprendimientos, empresas y formas de trabajo informal. Cientos de decenas de actividades económicas están comprendidas en este sector, que en pequeña escala, incluye alrededor de un 50% actividades comerciales de diversa índole.

La diversidad del sector es muy grande.

Al menos se pueden mencionar 4 subsegmentos, con características muy diferenciadas y necesidades específicas. En general, los investigadores están de acuerdo en que se pueden identificar: un segmento mayoritario de empresarios de subsistencia que corresponde casi al 50%; otro casi tan numeroso de empresarios de acumulación  -una parte de los cuales puede financiar sus propias inversiones y genera excedentes de forma acelerada-, que es particularmente dinámico; y, finalmente, un segmento menor de pequeñas empresas pero con mucho impacto en la generación de los empleos del sector.

Los segmentos de acumulación y pequeña empresa según algunos estudios, generan aproximadamente un millón de empleos informales, que laboran jornadas de  trabajo diversas, algunas veces excesivas o incompletas y muchas veces sin horarios estables.

[/vc_column_text][vc_column_text]

                                           Fuente: área de investigaciones, SAC Integral.

Las MYPES activas formales reportadas en los censos llegan apenas a los 20,000 aproximadamente, y no representan más del 3% de las unidades económicas existentes.

La pandemia solo en el mes de abril precipitó el despido o suspensión de 61,000 trabajadores formales, esfumando en un mes la generación de empleos formales de casi 3 años. Como resultado, se puede observar un crecimiento aún mayor del sector informal, que ya en los últimos años venía creciendo entre 4 y 5 veces más rápido que el sector formal.

Débil acceso a la formación especializada y universitaria

Aunque casi el 50% de los  empresarios de los segmentos de acumulación, pequeña empresa y asalariados informales, han logrado cursar la educación de bachillerato, su nivel de acceso a los estudios superiores y técnicos es todavía muy limitado. Sólo el segmento de pequeña empresa registra un 10% de acceso a la educación universitaria. En el resto de subsegmentos el nivel de acceso es muy bajo.

El débil acceso a la formación técnica y universitaria limita muchas veces la adopción de estándares de calidad en las áreas de producción, comerciales y de servicio, así como la adopción de prácticas de gestión modernas dentro de sus empresas, que limitan grandemente su potencial de desarrollo y crecimiento.

De este somero resumen de la composición del sector se pueden identificar tres grandes categorías, sobre las cuales se pueden organizar los programas de apoyo integral:

a) Un nivel básico, para las empresas de subsistencia;

b) un nivel intermedio para los empresarios con niveles promedio de formación a nivel de bachillerato;

y,c) un nivel superior, para los empresarios de las pequeñas con diversos niveles de acceso a los estudios universitarios;

El nivel educativo y acceso al conocimiento es un factor importante a tomar en cuenta para el diseño el tipo de programas efectivos de apoyo al sector, que por lo menos debería distinguir diversos formas de apoyo, considerando estas tres formas de clasificación.

[/vc_column_text] [vc_column_text]

Los efectos de la Pandemia en el sector MYPE han sido graves. Se calcula que sus ventas promedio disminuyeron en los 3 meses de cuarentena en al menos un 80%. Reactivar el sector es esencial, para evitar una hambruna generalizada, especialmente en el sector de subsistencia, que es el más vulnerable.

Dada el amplio tamaño, composición diversa del sector MYPE y de su crítica situación, se pueden extraer algunas conclusiones a ser tomadas en la formulación de cualquier política de reactivación:

1. Más recursos financieros

Si bien en el Plan de Reactivación del Gobierno, la MYPE es el centro (lo cual es un gran avance), los recursos de crédito destinados para la MYPE informal son apenas de $ 100 millones. Esta cifra es insuficiente, sí se considera  su contribución al empleo nacional y el tamaño económico del sector, que se puede estimar en 2 mil millones de dólares.

 

2. Coordinación con financieras

Las condiciones de acceso a la formación técnica y universitaria y educación básica sector siguen siendo muy limitadas, por lo que se requiere de un sólido acompañamiento técnico y de asesoría, a fin de que puedan adaptar sus actividades a la nueva realidad creada por la Pandemia. Las instituciones que provean este apoyo a nivel gubernamental, lo deben hacer de la mano de las instituciones financieras, de lo contrario puede haber un enfoque contradictorio y contraproducente sobre las necesidades, creando a veces, expectativas falsas de financiamiento, entre otros problemas.

 

3. Asesoría diferenciada

La segmentación de la Mype requiere programas de apoyo financiero y no financiero, adaptados a las necesidades de cada segmento.  Dada la inviacbilidad de que este know how pueda proveerse a nivel de las instituciones encargadas, como la Conamype, es muy importante el establecimiento de convenios de cooperación con instituciones privadas u otras organizaciones, que puedan ofrecer ese apoyo especializado directamente.

 

4. Participación local para apoyar implementación protocolos de saneamiento en el sector MYPE.

La protocolización de este  complejo sector informal plantea retos de enorme envergadura, y requiere el concurso y participación de todos los actores privados, locales y  municipalidades, en estrecha coordinación con el Ministerio de Salud y otros entes estatales involucrados. Es una tarea cuya ejecución no puede estar bajo la responsabilidad directa del Gobierno Central por razones de eficiencia y eficacia. Se requiere, por lo tanto, no sólo de coordinación a nivel central, sino ante todo a nivel local, por parte de todos los actores involucrados.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» column_margin=»default» column_direction=»default» column_direction_tablet=»default» column_direction_phone=»default» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» row_border_radius=»none» row_border_radius_applies=»bg» overlay_strength=»0.3″ gradient_direction=»left_to_right» shape_divider_position=»bottom» bg_image_animation=»none»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_tablet=»inherit» column_padding_phone=»inherit» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_shadow=»none» column_border_radius=»none» column_link_target=»_self» gradient_direction=»left_to_right» overlay_strength=»0.3″ width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid» bg_image_animation=»none»][/vc_column][/vc_row][vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» column_margin=»default» column_direction=»default» column_direction_tablet=»default» column_direction_phone=»default» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» row_border_radius=»none» row_border_radius_applies=»bg» class=»suscripcion» id=»suscripcion» overlay_strength=»0.3″ gradient_direction=»left_to_right» shape_divider_position=»bottom» bg_image_animation=»none» shape_type=»»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_tablet=»inherit» column_padding_phone=»inherit» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_shadow=»none» column_border_radius=»none» column_link_target=»_self» gradient_direction=»left_to_right» overlay_strength=»0.3″ width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid» bg_image_animation=»none»][/vc_column][/vc_row]

Instituciones financieras de apoyo a la Mype y CONAMYPE discuten como reactivar el sector

[vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» column_margin=»default» column_direction=»default» column_direction_tablet=»default» column_direction_phone=»default» scene_position=»center» bottom_padding=»3%» text_color=»dark» text_align=»left» row_border_radius=»none» row_border_radius_applies=»bg» overlay_strength=»0.3″ gradient_direction=»left_to_right» shape_divider_position=»bottom» bg_image_animation=»none» shape_type=»»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_tablet=»inherit» column_padding_phone=»inherit» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_shadow=»none» column_border_radius=»none» column_link_target=»_self» gradient_direction=»left_to_right» overlay_strength=»0.3″ width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid» bg_image_animation=»none»][vc_column_text]

Tres meses de crisis por Covid-19 han puesto en peligro gran parte del millón de empleos directos que generan las Mypes en el país.

FORO FINANCIERO:

Con el tema “Cómo reactivar a las Mype durante y después del Covid-19”, representantes de gremiales e instituciones financieras no bancarias salvadoreñas abordaron posibles salidas a la crisis durante el Foro financiero transmitido por Televisión Internacional (ITV) y diversas redes sociales.

El programa contó con la participación de Paul Steiner, presidente de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), y representantes del Consejo Nacional de Empresarios Salvadoreños (Conaes), Integral Sociedad de Ahorro y Crédito, Asociación Salvadoreña de Organizaciones de Microfinanzas (Asomi), Federación de Asociaciones Cooperativas de Ahorro y Crédito de El Salvador (Fedecaces) y la Federación de Cajas de Crédito y Bancos de los Trabajadores (Fedecrédito).

El encuentro se dá dentro de una fuerte polarización entre los gremios empresariales de la gran empresa, ANEP y el Gobierno en torno a las condiciones y celeridad para la realización de la apertura económica.  Los convocados, en conjunto, constituyen la principal fuente financiera del sector Mype, cuyo tamaño se estima en al menos 2 mil millones de dólares.

Cabe destacar que según datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc) las mypes aportan el 35% al Producto Interno Bruto (PIB) del país y están distribuidas principalmente en comercio (52%), servicios (32%), industria (15%) y el resto se disribuye en otros sectores.

Luego de 4 eventos, las propuestas que tuvieron mayor eco y que pueden alumbrar el camino de la recuperación de las mypes fueron las siguientes:

Apoyo financiero: Nuevos créditos

Tras la reapertura de las mypes, que se vieron obligadas a cerrar operaciones, necesitarán un nuevo impulso y las facilidades que las instituciones crediticias puedan otorgar, entre las demandas se pueden señalar reestructuraciones de deuda, mayor flexibilidad de las cuotas, extensión de plazos, líneas de créditos especiales (créditos puente) para socios y cooperativistas.

Asistencia técnica:

Un amplio porcentaje de negocios deberán empezar de cero, por ese motivo es necesario que las financieras acompañen con planificación financiera, explorar nuevos modelos de negocios o ayudar a sus clientes para que estos ajusten sus operaciones a la nueva realidad post pandemia. Este contexto también pone a prueba la capacidad de resiliencia de las empresas.

Compromiso gubernamental

Con la asignación de recursos del gobierno a través de Bandesal o con el apoyo de Conamype, las financieras podrán brindar nuevos fondos de capital a los empresarios para que puedan reiniciar operaciones: 600 millones podrían estar disponibles para intermediarias financieras. Además, el Gobierno está trabajando propuestas de ley contra usureros, la ley de transición para la insolvencia, la ley de transición hacia la integración económica, y un proyecto de registro de las Mypes.

Dialogo constructivo e integración

El motor de la economía salvadoreña es alimentado principalmente por la mype, por este motivo es necesario que todas las financieras, grandes agremiados y el Gobierno tomen acciones conjuntas y concretas que permitan la reactivación de este amplio sector.

Mientras la crisis avanza y la situación se polariza, se siguen perdiendo miles de empleos a nivel nacional.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» column_margin=»default» equal_height=»yes» content_placement=»middle» column_direction=»default» column_direction_tablet=»default» column_direction_phone=»default» bg_color=»#00457c» scene_position=»center» top_padding=»3%» bottom_padding=»3%» text_color=»custom» custom_text_color=»#ffffff» text_align=»left» row_border_radius=»none» row_border_radius_applies=»bg» row_name=»Sign Up Steps» overlay_strength=»0.3″ gradient_direction=»left_to_right» shape_divider_position=»bottom» bg_image_animation=»none» shape_type=»»][vc_column column_padding=»padding-5-percent» column_padding_tablet=»inherit» column_padding_phone=»inherit» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_shadow=»none» column_border_radius=»none» column_link_target=»_self» gradient_direction=»left_to_right» overlay_strength=»0.3″ width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid» bg_image_animation=»none» offset=»vc_col-xs-12″][vc_custom_heading text=»OTRAS PROPUESTAS PRESENTADAS
EN EL FORO FINANCIERO:» font_container=»tag:h2|text_align:center|color:%2339a9e0″ use_theme_fonts=»yes» css_animation=»fadeInRight»]

  • Creación de un Fondo de Garantía por parte del Bandesal, para disminuir el riesgo de financiamiento para la Banca.
  • Creación de una línea de crédito puente para descontar a los clientes con necesidad de liquidez inmediata.
  • Permitir que Bandesal pueda descontar renovaciones de crédito a sus intermediarias, y dar oxigenación a los clientes de las líneas de crédito apoyadas por el Banco.

[/vc_column][/vc_row][vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» column_margin=»default» column_direction=»default» column_direction_tablet=»default» column_direction_phone=»default» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» row_border_radius=»none» row_border_radius_applies=»bg» class=»suscripcion» id=»suscripcion» overlay_strength=»0.3″ gradient_direction=»left_to_right» shape_divider_position=»bottom» bg_image_animation=»none» shape_type=»»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_tablet=»inherit» column_padding_phone=»inherit» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_shadow=»none» column_border_radius=»none» column_link_target=»_self» gradient_direction=»left_to_right» overlay_strength=»0.3″ width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid» bg_image_animation=»none»][vc_column_text max_width=»500″ css=».vc_custom_1593746004907{margin-bottom: 40px !important;}»]

Suscríbete a nuestro boletín

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Suscríbete